La mitad de los Casals de Barri (16 de los 31 existentes) podrán ser gestionados a partir del próximo mes de enero por entidades vecinales o ciudadanas de las barriadas en las que están situados estos centros dependientes del ayuntamiento de Palma.

La concejalía de Bienestar Social, Trabajo, Participación Ciudadana, Juventud y Cultura ha convocado una línea de subvenciones con un montante total de 420.000 euros destinadas a la gestión de estos 16 casals.

Se pretende, tal como indicó el teniente de alcalde Eberhard Grosske, que sean las asociaciones de vecinos o entidades de la barriada las que organicen y propongan las actividades y talleres que consideren oportunos con el fin de que los casals se conviertan "en verdaderos equipamientos al servicio de la ciudadanía". Según Grosske, se trata de un nuevo paso tendente a cambiar la gestión de los Casals de Barri, con el objetivo de fortalecer el tejido asociativo de la ciudad y dar protagonismo a las asociaciones de vecinos.

Las entidades interesadas deben presentar un proyecto, que podrá ser subvencionado con un máximo de 28.000 euros. Ya existe una experiencia de gestión por parte de las entidades vecinales de los casals del Puig de Sant Pere, s´Hostalot, Joan Alcover, Can Alonso y sa Garriga. Para el próximo curso se prevé añadir once más, entre los que se incluyen los de Son Gotleu, Polígon de Llevant, Son Ferriol y Santo Jordi.