12 de noviembre de 2009
12.11.2009
Cuando finalice el proceso, el antiguo edificio de la eléctrica será municipal

Cort asigna a Núñez i Navarro el solar de Emaya a cambio de Gesa

La junta de gobierno aprobó ayer inicialmente el proyecto de reparcelación de la primera línea

11.11.2009 | 22:36
Asignación de Terrenos a Núñez i Navarro
La junta de gobierno celebrada ayer aprobó inicialmente la reparcelación de un tramo de la fachada marítima del litoral de Llevant, que asigna a la compañía Josel S. L., participada mayoritariamente por la promotora Núnez i Navarro, la propiedad del solar que ocupan actualmente Emaya y el IMI como compensación a los tres solares situados en primera línea –en uno de ellos se levanta el edificio de Gesa– que pasan a espacio libre público o equipamiento comunitario.
La compensación a la compañía catalana se completa con la permuta de otros tres solares situados en segunda línea de la fachada marítima de Llevant. Cuando finalice la tramitación del proyecto de reparcelación, los tres solares situados en primera línea, donde se incluye el edificio de Gesa, pasarán a ser de propiedad municipal. En el caso del edificio de la antigua eléctrica, Cort deberá inscribirlo en el registro como último paso para que la Administración municipal disponga de la titularidad efectiva.
La nueva reparcelación de este tramo del sector de Llevant se produce como consecuencia de la aprobación definitiva por parte del Consell de Mallorca, el pasado día 26 de junio, de la modificación parcial del Plan General de Ordenación Urbana de Palma que afectó al sector de primera línea comprendido ente la avenida Gabriel Alomar i Villalonga, la calle Manuel Azaña, Joan Maragall y la autovía del aeropuerto.
De las cinco parcelas situadas en primera línea que se recalificaron de residencial a espacio libre público o de equipamientos con el fin de ejecutar en un futuro una zona verde de 37.000 metros cuadrados, una era de propiedad de Mapfre. Se trata de la situada en la zona más próxima al solar del actual palacio de congresos. La compañía de seguros firmó con los actuales responsables municipales un nuevo convenio por el cual, en síntesis, se traspasaba la edificabilidad que tenían en primera línea multiplicada por dos a distintos solares del Polígon de Llevant de propiedad municipal.
Con Núñez i Navarro no se ha llegado a un acuerdo de asignación de nuevos solares en compensación de los tres de su propiedad situados en el frente marítimo, de ahí que ayer la junta de gobierno le asignara el que ocupa el actual edificio de Emaya, y tres más en segunda línea del Polígon de Llevant.
El quinto solar de primera línea, el que está más próximo a la avenida Gabriel Alomar i Villalonga, es de propiedad municipal y ya estaba calificado como espacio libre público, aunque permitía una cierta edificabilidad para equipamientos.
El acuerdo de ayer, que se expondrá al público un mes para posibles alegaciones, pone de manifiesto que los costes de reparcelación serán los inicialmente aprobados y no se podrán aumentar por los cambios introducidos.
Asimismo, se indica que el edificio que actualmente ocupan Emaya y el IMI "deberá ser desalojado porque el suelo de la parcela ubicada en la calle Joan Maragall 3, afectado por el proyecto de reparcelación, se adjudica a la sociedad Josel S. L. libre de cargas y gravámenes".
Por otra parte, se ha remitido un oficio a los servicios jurídicos municipales con el fin de que cancelen el censo y la servidumbre que gravan la finca que ocupa Emaya.
El acuerdo alcanzado en otoño de 2008 con Mapfre se plasmará en un proyecto de reparcelación distinto al que contempla la redistribución de propiedades Núñez i Navarro.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!