04 de julio de 2008
04.07.2008
dÍas de palma

Todavía queda mucho por limpiar en Son Roca

Las últimas inversiones en esta zona tratan de revitalizar uno de los barrios más olvidados de Palma

04.07.2008 | 02:00
La basura se acumula en los aparcamientos y calles de esta barriada.
Restos de pañales, de comida... basura de todo tipo y bastante añeja abunda en el aparcamiento en superficie de la calle Cap de Formentor del barrio de Son Roca. El espacio de estacionamiento en la calle Cap Blanc se encuentra en la misma situación y siguiendo hasta la calle de Can Ferragut la ausencia de limpieza -o la acumulación de basura, según se mire- retrata a esta zona como una de las más descuidadas de Palma. Recientemente, el ayuntamiento de Palma comenzó a acondicionar el solar municipal de la calle Cap de Pinar, utilizado por los vecinos del barrio para estacionara sus vehículos, para poder construir un flamante aparcamiento. Aunque si el mantenimiento continúa el camino de sus precedentes poco se podrá hacer para mejorar la imagen de la barriada.

Las infraestructuras de este barrio recibirán este año una inyección desde Cort para cambiar este cuadro: sustitución de luminarias y reformas en los jardines y parques infantiles. Además, en el interior del parque de Son Ximelis ya puede contemplarse el reformado campo de fútbol y el pabellón de la nueva piscina que próximamente será inaugurada, ambos resultado de la política del ejecutivo anterior. Las inversiones del viejo y el nuevo gobierno pretenden devolver la deuda histórica con los residentes de esta barriada, más de 17 años olvidados, aunque todavía queda mucho por hacer para compensar la situación.
"Somos un poco guarretes", reconocía Rosa Muñoz, la presidenta del Club de la Tercera Edad de Son Roca, sobre esta situación y la necesidad de que los vecinos tomen conciencia sobre este tema. Aunque también apuntaba a que la falta de efectivos destinados a este barrio es bastante culpable, pues seguramente se pasa menos la escoba que en otros puntos del centro de Palma. No obstante, esta vecina denunciaba principalmente la carencia de agentes de seguridad y la falta de vigilancia en la zona. Pues a pesar de que tener destinado un policía de barrio su presencia parece casi anecdótica. "Se ven muy pocos paseando por el barrio", apostillaba. Esta residente veterana en el barrio aseguraba que no es una zona conflictiva pero que hay casos en que se hace necesario algún guarda como elemento disuasorio, como la semana pasada cuando un coche circulaba sin pudor por el interior del parque de Son Ximelis y no había ningún agente para poder evitarlo.
Este barrio también es de los pocos de Palma que todavía no disponen todavía de un Centro de Atención Primaria. El presidente de la asociación de vecinos, Arnau Cabot, manifestaba la parálisis en que se encuentran todavía las negociaciones para dotar a la barriada de un ambulatorio, cuando ya desde la anterior legislatura se hablaba de ubicarlo en un solar entre las calles Cap de Formentor y Cap Blanc. Aunque han solicitado reuniones para tratar este tema, parece que el asunto se está haciendo esperar y aunque el barrio pueda disponer de una flamante fachada, si se rasca sobre la superficie todavía quedan problemas de fondo por solucionar, tal y como ponen de manifiesto sus residentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine