17 de abril de 2008
17.04.2008

Suspenden la declaración de un funcionario municipal por el caso de la tarjeta de De Santos

17.04.2008 | 02:00
El juzgado de instrucción 5 de Palma, que instruye un sumario por presunta malversación de caudales públicos contra el ex teniente de alcalde de Urbanismo de Palma, Javier Rodrigo de Santos, acusado de pagar gastos privados en clubes de alterne homosexuales con una visa oficial, suspendió ayer la declaración del primer testigo, al que no se le había podido localizar. La persona que ayer estaba prevista que compareciese ante la jueza Ana María San José y los fiscales anticorrupción era un funcionario de Cort que, entre 2006 y 2007, estaba encargado de fiscalizar los gastos de la Empresa Municipal de Obras y Proyectos Urbanos de Palma (EMOP), que presidía el ex regidor del Partido Popular y que era la titular de la cuenta corriente adscrita a la mencionada tarjeta de crédito.

Localización fallida

La causa del aplazamiento de la prueba testifical fue la localización fallida del funcionario.
La fiscalía anticorrupción pidió en su querella contra el ex responsable del área de Urbanismo de Cort, presentada el pasado 12 de marzo, que se interrogara a los funcionarios y empleados de la EMOP encargados de fiscalizar el uso de la tarjeta Visa.
De Santos dispuso durante dos años de una tarjeta de crédito de la EMOP, en teoría para gastos de representación, pero que empleó para pagar servicios particulares en varios clubes de alterne homosexuales de Palma y Madrid.
De momento, se han podido documentar gastos por 50.804 euros, una suma que el ex regidor del PP ya ha devuelto a las arcas municipales. De Santos, defendido por Bartolomé Vidal, se ha comprometido, por escrito, a reintegrar todo el dinero desviado que pueda ir apareciendo.
El antiguo concejal conservador también está siendo investigado en otros dos casos: uno por supuesta prevaricación en relación a la contratación sin concurso de un castillo de juegos infantiles y otro por supuesta corrupción de adolescentes menores de edad, aunque esta tercera causa podría no prosperar por falta de consistencia y ser archivada por la propia fiscalía anticorrupción.
De Santos se está sometiendo a una terapia para tratarse de las severas adicciones al sexo duro y a las drogas, que han sido ya certificadas por médicos de dicho centro. El acusado está en libertad sin ningún tipo de fianza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!