Los vecinos de la zona conocida como ´Corea´ estudian acusar a Cort de violar la propiedad privada y de vulnerar su derecho a la intimidad, que presuntamente han cometido técnicos municipales. Al parecer, desde hace varios días el Ayuntamiento ha realizado mediciones de los tejados y cubiertas de las viviendas de la zona utilizando una grúa. Los residentes denuncian que estas inspecciones se han realizado sin contar con el conocimiento ni el consentimiento previo de los propietarios. Fuentes municipales informaron que sus técnicos han revisado 70 viviendas, pero con el consentimiento de sus residentes. Ante la acusación del control sobre las fachadas y tejados, las mismas fuentes informaron que se ha realizado la inspección ocular de 23 edificios, inspecciones para las que el Ayuntamiento ni necesita ningún permiso ni comete ninguna ilegalidad, ya que lo hace bajo el deber de "velar por la seguridad de los ciudadanos".