Las obras que se realizan en la acera del Camí de Son Hugo, que conduce a las instalaciones municipales, dificultan el paso de los peatones. Hace unos meses empezaron estos trabajos. La asociación vecinal de Son Costa ha pedido en diversas ocasiones medidas para solucionar este problema, ya que muchos vecinos de la barriada y de Son Oliva se desplazan a diario hasta la piscina y deben pasar bajo el puente de la autopista que carece de aceras.