Las obras de la urbanización de Son Quint acaban de comenzar. En estos momentos, "se está trayendo material de tierra y escombros para realizar una serie de terraplenes", según indicó el consejero delegado sobre construcción de la promotora Vibelba, Juan Olabarría.

El proyecto para edificar 642 viviendas fue aprobado en 2003 tras varios años de conflictos con la asociación de vecinos de Son Rapinya. Después de unas largas negociaciones a tres bandas entre el Ayuntamiento, la promotora y los vecinos, se llegó a un acuerdo por el cual se reducía el número de pisos de 800 a 642.

Vibelba también ha iniciado los "trabajos preparatorios" para la construcción de un aparthotel de 135 apartamentos en los terrenos del golf Son Muntaner, en el lugar "en el que antes se encontraba el hoyo número 6 del golf", tal como detalló el portavoz. Estas obras consisten en el "vallado y desvío de servicios de varias calles del golf", para empezar "en breve" la construcción.

El proyecto inicial incluía un hotel de lujo con un centenar de bungalows en el nuevo campo de golf de Son Quint, cerca de Son Puig, pero la protesta vecinal hizo desestimar esta opción y trasladar la citada oferta complementaria al actual golf Son Muntaner.

Golf de Son Quint

Las obras del nuevo campo de Son Quint finalizarán en septiembre, ya que prevén abrir el primer día de ese mes, según afirmó el director de campos de golf, James Arnold. El club, que incluye una tienda y un restaurante, abrirá sus puertas en octubre.

Este equipamiento deportivo de alto standing se encuentra en el camí de Son Rapinya, entre Son Xigala y el cementerio de la Vileta, y ocupa una extensión total de 60 hectáreas, mientras que el edificio del club de golf mide 2.000 metros cuadrados. El golf de Son Quint tendrá 18 hoyos y la empresa que lo gestionará, Arabella, prevé que acogerá a alrededor de 200 socios. Actualmente, entre los clubes de golf de Son Vida y Son Muntaner, la compañía alemana cuenta con unos 400 socios, según el director de campos.

El objetivo del equipamiento ahora en obras es atraer socios más jóvenes que los que habitualmente juegan al golf, añadió Arnold. Para ello, ofrecerán "precios especiales para gente de 25 a 35 años" y una cuota gratuita hasta finales de año a todos aquellos que se apunten en septiembre.

El campo de Son Quint y el de Son Muntaner estarán unidos por un túnel que pasa por debajo del camí de Son Rapinya, aunque se utilizará sólo por los trabajadores, indicó el responsable.

De las 60 hectáreas que ocupa el recinto, unas 43 corresponden a la zona verde, parte de la cual se encuentra en la montaña y desde donde hay unas espléndidas vistas de toda la ciudad. Anteriormente, una gran extensión del futuro golf estaba formada por tradicionales campos de almendros, señaló el coordinador de las obras.

La urbanización

En cuanto a la urbanización de Son Quint, las 642 viviendas de planta baja más dos pisos ocuparán una extensión de unos 68.118 metros cuadrados enfrente del colegio concertado Cide. La población que podrán albergar asciende a 1.925 habitantes.

Además, se construirá un vial de 15 metros de ancho que bordea la urbanización y la separa del campo de golf de Son Muntaner. Esta carretera, que en principio iba a medir 25 metros de ancho, tendrá un carril para bicicletas.

Otros equipamientos fruto del acuerdo entre Cort, la promotora y los residentes son la construcción de un equipamiento escolar de unos 11.700 metros cuadrados, un equipamiento sociocultural de casi 800 metros y un polideportivo de 3.388 metros cuadrados.

La mayor parte de los 24.000 metros cuadrados de bosque se mantendrán, así como los 96.320 metros de zona verde.