La asociación de vecinos del Rafal Vell denuncia que el casal de barri inaugurado por Cort el pasado mes de noviembre en la calle Joan Estelrich presenta varias deficiencias que afectan a los usuarios, como la falta de aire acondicionado, la carencia de cortinas para tapar la excesiva luz que entra en la biblioteca de la segunda planta o el hecho de que el ascensor no funcione. La asociación cree también que el centro se quedará pequeño si se produce un incremento de usuarios en los próximos meses.