Desde ayer está abierto al público el estacionamiento subterráneo construido en el subsuelo del parque de sa Riera. Dispone de un total de 255 plazas distribuidas en dos plantas, todas ellas de rotación. La construcción de este estacionamiento estaba incluida en proyecto inicial del parque al igual que su financiación. No obstante, Medio Ambiente exigió su exclusión de la subvención. De esta forma, de los 3,3 millones que ha costado, 2,3 han sido aportados por Cort y 1 por la SMAP, que se ha hecho cargo de su gestión.