El equipo de gobierno de Catalina Cirer ha aprobado recientemente el proyecto de creación de la Escuela Municipal de Formación, que se derivará de la fusión de recursos personales y materiales de la Escola Municipal de Protecció Ciutadana y del Servei de Formació de Recursos Humans.

En la actualidad los servicios de formación de los funcionarios están desperdigados en dos órganos. Por un lado, está la escuela de formación de Protección Ciudadana, antigua escuela de la Policía Municipal, que fue creada en 1986 y depende de la concejalía del área de Seguridad Ciudadana.

Por otro lado, el Servei de Formació i Qualitat, antigua sección de Formación de Recursos Humanos tiene atribuida la competencia de gestión del proceso de formación del personal municipal.

Asimismo, las principales infraestructuras para la formación están situadas en el cuartel de la Policía Local de Sant Ferran, que cuenta con aulas de distintas capacidades, biblioteca, aula de informática, almacén, vehículos, tecnología, dependencias administrativas y despachos de gestión técnica.

De esta forma, la existencia paralela de centros de actividades que funcionan de forma independiente provoca descoordinación y dispersión de recursos, tal como se indica en el preámbulo del acuerdo de creación de la escuela. Por ello consideran oportuno que "la gestión de la formación de personal del Ayuntamiento debe ser única, aunque respetando las peculiaridades de la formación de cada colectivo".

Objetivos

Entre los objetivos que se incluyen en el acuerdo de creación se destaca la promoción y la mejora de la formación profesional de los funcionarios municipales y de forma especial de los de la Policía Local y agentes de emergencia.

Asimismo, se pretende impulsar la colaboración institucional con la Universitat y los organismos que interesen para un mejor desarrollo de la formación profesional. También incluyen la realización de trabajos de investigación y de divulgación en materia de formación profesional y de seguridad y la edición de publicaciones con la actividad del departamento, así como la realización de jornadas y seminarios que favorezcan la colaboración entre instituciones y empresas. La escuela se regirá por un consejo rector, que marcará las directrices, las cuales serán aplicadas por la dirección.