Muchos vecinos de la zona están ilusionados por poder tener una vista abierta al mar una vez se haya rehabilitado el baluarte del Príncep. Cuando finalicen las excavaciones, las adecuaciones a realizar y la limpieza de esta antigua zona amurallada de la ciudad, las vistas sobre la bahía, especialmente desde la plaza de Porta des Camp, serán magníficas. A ello habrá que sumar la revalorización de las edificaciones de toda la zona.