El número de accidentes de circulación que se han producido en Palma a lo largo del primer trimestre del año se ha incrementado en un 11% en relación al mismo período del año pasado, según los datos ofrecidos ayer por el teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, Alvaro Gijón, y el intendente jefe de la Policía Local, Joan Feliu.

Según Feliu, la razón de este incremento se debe, en parte, a que el número de accidentes que se produjeron en 2004 fue "anormalmente bueno".

Ambos responsables policiales explicaron las campañas de seguridad vial previstas por parte de la Policía Local hasta el próximo 31 de diciembre. Desde ayer y hasta el 30 de octubre los agentes tendrán una especial atención al uso del cinturón de seguridad, mientras que en noviembre los esfuerzos de dirigirán a controlar el uso del teléfono móvil por parte de los conductores, práctica prohibida y que incrementa notablemente el riesgo de accidentes.

Entre el 14 y el 27 de noviembre se realizará una campaña de control de velocidad, en diciembre otra sobre el uso del casco y entre el 9 y el 22 de diciembre otra sobre el consumo de alcohol.