La concejalía de la Vivienda prevé iniciar al derribo de las viviendas militares del Baluard del Príncep a lo largo del último semestre del próximo año, una vez que los 48 inquilinos que aún las ocupan se hayan trasladado a la promoción que se está ejecutando en un solar del Polígon de Llevant.

El presupuesto del área de Vivienda para el próximo año consigna una partida de 600.000 euros para proceder al derribo, una actuación prevista ya en el Plan General de Ordenación Urbana de Palma de 1985, para recuperar como espacio libre público el antiguo Baluard.

Según explicó el teniente de alcalde José Manuel Sierra, se prevé que la primera promoción, que acogerá a los actuales 48 inquilinos, esté lista "el próximo mes de mayo o junio". A partir de esta fecha se iniciarán los traslados de los inquilinos a sus nuevas viviendas, proceso que puede durar "unos tres meses".

El presupuesto de la concejalía prevé asimismo iniciar el próximo año el segundo bloque de 40 viviendas previsto en el Polígon de Llevant resultante del convenio con el ministerio de Defensa. Esta promoción cuenta con un presupuesto de 5,8 millones.

En 2006 se prevé asimismo iniciar las expropiaciones contempladas en el plan de rehabilitación de la Soledat. Una vez que el Consell de Mallorca haya aprobado definitivamente el Plan Especial de Rehabilitación interior, se iniciarán las expropiaciones para conseguir los solares necesarios para la construcción de 177 viviendas de protección oficial, la remodelación de la fábrica de Can Ribas como centro sociocultural y la apertura de la calle Brotat.

Otra de las actuaciones cuyo inicio se contempla en los presupuestos del próximo año consiste en la continuación de la reconstrucción de los molinos de es Jonquet y la habilitación de un paseo peatonal sobre el talud en primer línea. Esta actuación cuenta con una dotación de 296.007 euros, que complementa la partida de 371.077 euros de 2005.

Se mantienen los programas de intermediación de alquileres, el de subvenciones de viviendas municipales y de las adscritas al programa Palma Habitada. En 2006 se iniciará una nueva línea de subvenciones consistente en ayudas a la rehabilitación de viviendas en mal estado. Este programa cuenta con una partida de 300.000 euros.

Las actuaciones previstas por el consorcio Palma XXI Habitatge, en el que participa la conselleria de Obras Públicas, se centrarán en la continuación de los trámites para la rehabilitación de Corea. En las próximas semanas se escogerá el socio privado de entre las dos propuestas presentadas que se encargará de ejecutar el proyecto. Asimismo, se está a la espera de la contestación por Defesa a la propuesta de adquisición de los terrenos de Son Busquets para la construcción de 850 viviendas de protección oficial y se continuará negociando la compra de terrenos del Consell de Mallorca.

Por su parte, la concejala de Servicios Sociales, Margalida Ferrando, explicó que su departamento contará el próximo año con 16,5 millones de euros, un 14,75% más que el actual. Entre otras actuaciones se prevé la puesta en funcionamiento del centro de día de la Soledad, además de mejorar el servicio de transporte y acompañamiento de las personas con discapacidad, con una actuación conjunta con la EMT.