En El Molinar aún se mantienen lugares bucólicos, especialmente entre la calle Capitá Ramonell y la autopista al Aeropuerto, como Son Morlá. Lugares por donde paseantes y ciclistas disfrutan de una panorámica en donde domina la naturaleza. Una circunstancia que hay que aprovechar ahora, pues nunca se sabe lo que puede suceder con espacios como éste tan deseados por los urbanizadores y constructores por su cercanía a Palma.