La ordenanza de basuras y residuos que se está empezando a aplicar estos días en s´Arenal penaliza incluso la limpieza de coches en plena vía pública, ya que se considera un vertido de agua sucia. Asimismo, prohíbe sacudir alfombras desde las ventanas en la calle y también contempla multar a los que "escupan, orinen y defequen" en las vías públicas. Todas estas infracciones están contempladas como faltas leves y la sanción puede llegar a los 300 euros.

Durante el verano se han expedientado varios hoteles de s´Arenal porque tiraban el agua sobrante y de la limpieza de las piscinas en las calles, considerándose también un vertido.