Los proyectos más inmediatos de la parroquia de Santa Creu son cambiar la iluminación interior de la iglesia, retirando lámparas antiguas y sustituyéndolas por otras focalizadas; reforzar el cristal de los ventanales con plástico duro transparente colocado en los exteriores; y rehabilitar el órgano del siglo XVIII, tal como detalla el rector, Miquel Orell.

Las dos primeras reformas serán de ejecución inmediata, en cuanto obtengan los permisos pertinentes, y tienen un presupuesto de 240.000 euros. "En este caso, contamos con una subvención del Govern y otra del Consell, debido al alto coste de las obras", según el párroco.

Para el antiguo órgano, Santa Creu está buscando financiación a través de distintas entidades. El presupuesto asciende a más de 66.000 euros, un dinero del que todavía no disponen.