El fútbol, la gastronomía y la artesanía dieron pie al encuentro de inmigrantes de quince países extracomunitarios en el centro social y deportivo de Son Bonet. Más de medio millar de personas acudieron ayer a la inauguración de la liga internacional de balompié y a la final del ´Torneo de la Integración´.

La lluvia no empañó la fiesta de las culturas en la que predominó la influencia del continente americano. Ecuatorianos, colombianos o peruanos se mezclaron en la algarabía con los jóvenes de Nigeria y Senegal, representantes de África.

Al margen de los partidos de fútbol para niños y veteranos, las demostraciones culinarias fueron el elemento que más interés suscitó entre los participantes. Cada agrupación dispuso un stand donde se mezclaban los platos de comida y la artesanía tradicional. El éxito gastronómico se repetirá todos los sábados y domingos desde las tres de la tarde hasta la medianoche en las instalaciones de Son Bonet.

Danzas típicas

A media tarde, entre la mezcla de olores tentadores y sabores variopintos, después del desfile de pucheros y sartenes, los inmigrantes que residen en Mallorca prosiguieron la fiesta con una exhibición de danzas típicas en el salón de la cafetería, al resguardo de los chaparrones.

El programa continuó a las ocho de la tarde con la entrega de los premios del torneo de fútbol, fuegos artificiales y un baile para todos los presentes. Los organizadores preveían que la verbena se prolongara hasta las doce de la noche. La asociaciones de ecuatorianos y colombianos residentes en Balears han sido los impulsores del evento, con el apoyo de la Federación Palmesana de Asociaciones y Entidades Ciudadanas (FEPAE).