El plan de limpieza que presentó el ayuntamiento de Palma a finales de febrero se caracteriza por dividir la ciudad en doce sectores con el objetivo de erradicar la suciedad reforzando aquellos puntos que concentran más problemas.

El sector 12, que incluye las zonas turísticas y en un lugar destacado la playa de Palma, era una de las áreas que Emaya pretendía intensificar en las labores de limpieza junto al Rafal Nou, Cala Major y Sant Agustí tras comprobar que concentraban un mayor número de problemas de suciedad pese a que el Ayuntamiento reconoce que la mayoría de los barrios padecen esta lacra.

Inversión

Cort pretende invertir cinco millones de euros para aplicar este proyecto que tiene sus puntos fuertes en la instalación de 1.304 contenedores y 1.650 papeleras más en todos los barrios de la ciudad.

En la actualidad hay 8.543 contenedores, una cifra que se incrementará en un 15 por ciento. Respecto a las papeleras, el aumento será del 31 por ciento, mientras que ahora hay 5.204 depósitos.

La aplicación de las rutas se garantiza mediante los 340 vehículos de que dispone Emaya, que incluye camiones cuba y trastos, barredoras y equipos de presión.

En el mes de octubre se pondrá en marcha un nuevo servicio para el ciudadano que atenderá de manera personalizada las quejas con un teléfono cuyo número está por definir.