Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transporte público en Palma

Carmen Vila Bennasar. Palma

Soy una ciudadana de Palma, nacida aquí y por fin, después de callar durante mucho tiempo, necesito hacer una queja compartida por muchos palmesanos. Trabajo como enfermera en el Hospital Universitario Son Llàtzer desde hace 19 años. Mi malestar e indignación suprema trata sobre la precariedad permitida por parte de la EMT Palma, e imagino que por parte de todos los colores políticos que han pasado por el Excelentísimo Ayuntamiento de Palma, desde exactamente diciembre del año 2001, fecha en la cual se abrió dicho hospital público.

Cada vez hay menos frecuencia entre autobuses tanto de ida como de vuelta a Palma y lo más gracioso es que el personal trabaja en domingo y festivos también pero como por arte de magia han disminuido la frecuencia y una se queda en tierra y buscando un taxi cada dos por tres. Me parece una vergüenza, es una ciudad enfocada al turismo y pensada para ellos, no baja la frecuencia de la línea del Arenal, ¿verdad?

Aprovecho para comentar que es de ciudad medieval tener una parada de taxis sin unos asientos y un parasol en plena Plaza España, sol en verano y lluvia en invierno. Ciudad enfocada al turismo, sí, claro. Vergüenza.

Compartir el artículo

stats