Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ejercicio de solidaridad impuesta

Los mutualistas que aún estamos en activo a pesar de habernos jubilado tras cumplir la edad reglamentaria, compatibilizando la pensión con una actividad profesional por cuenta propia incluida en una mutualidad alternativa al régimen especial de Autónomos hemos recibido del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones una carta en la que se nos comunica a todos que «estamos sujetos a una cuota de solidaridad del 9% de la base mínima de cotización del RETA».

Algunos de estos mutualistas continúan ejerciendo sus profesiones por amor a ellas y considerar que su dilatada experiencia puede ser aún aprovechada, otros simplemente por poder sobrevivir en esta economía que cada día ve considerables aumentos de precios incluso de los productos de primerísima necesidad.

Además de poder estar conculcando el principio de la prohibición de la doble imposición fiscal, podría decirse que es una decisión antieconómica ya que la tributación de los «todavía ejercientes» siempre será superior cuando siguen trabajando a la que resultaría en caso de tributar única y exclusivamente por la, generalmente exigua, que satisface la Seguridad Social.

A mi juicio se obtendrían mayores ingresos si esa «solidaridad”»que se nos impone a unos cuantos jubilados se les impusiera a esos miles y miles de asesores, expertos (?) y demás componentes del cuerpo de innecesarios personajes.

¿Solidaridad? ¿Puede ser solidario algo que te imponen?

Compartir el artículo

stats