Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De adoquines, baldosas y tapas de alcantarilla

Invito y ruego al Ilmo Sr. alcalde del Excmo Ajuntament de Palma y escolta que corresponda, a dar un garbeo, paseo o caminata por las aceras de la calle Andrea Doria desde la Plaza del Puente a la rotonda de Sa Taulera frente a lo que queda de Son Dureta. Con cuidado, Sr. Hila. Casi de puntillas. Calzado anticaída o resbalón. Gafas de aumento. Cámara de fotos. Bastones para caminar y lo que sea necesario para esquivar y salir bien parado del conjunto tan peligroso que forman las tapas de alcantarilla al «no» ras del suelo, las baldosa en pico hacia arriba o hacia abajo, las raíces de arbolitos que claman su sitio y todo lo que pueda su Ilustrísima avistar ante un posible peligro. Cuerdas si hace falta. De la mano de su secretaria. Equilibrado física y mentalmente. Con agua en cantimplora. En fin, lo necesario, que yo ya me caí y no deseo tanto mal a su Ilustrísima. Todo, claro, para dar orden de reparación de esta acera de urbe que parece abandonada.

Compartir el artículo

stats