DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cipreses en Roland Garros

La sombra de la tenista Carla Suárez es o será para siempre similar a Los cipreses creen en Dios, novela de J.Mª Gironella, -siempre se creerá en ella, o nos recordará a quienes nos gusta el tenis a La sombra del ciprés es alargada de Miguel Delibes. Carla Suárez jugó hace varios días contra Sthephens en una vuelta a las pistas tras superar un Linfoma de Hodkings y a la vez despedirse de un deporte que practicó durante bastantes años. Apareció en Roland Garros vestida de blanco, sonriente y feliz. Qué valentía y deportividad. Perdió pero ganó entre lágrimas el punto de oro con sombra triste como la de los cipreses cuando de ellos se escribió, que durará siempre y no se podrá olvidar jamás. Gracias Carla, campeona de la vida.

Compartir el artículo

stats