Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perros sueltos en Bellver

David López. Palma

Este fin de semana acudí al parque que rodea el castillo del Bellver con mis hijos para dar un paseo y como viene siendo costumbre estaba muy concurrido, con familias, deportista y muchos dueños de perros y sus mascotas. Muchas de ellas van sueltas sin correa.

Uno de mis hijos, al igual que infinidad de niños y no pocos adultos, tienen miedo de los perros y es una lata si cada cinco minutos te cruzas por el camino alguno que se acerca a él libremente con el consecuente mal rato para el niño y alguna de las típicas respuestas de sus dueños : «Si no hace nada, si es muy pequeño, con lo bueno que es, sólo quiere saludarte».

Esta vez el «animalito» resultó ser un perro de raza peligrosa sin collar ni correa que comenzó a ladrar fieramente y cuando mi hijo temblando de miedo salió corriendo, despertó el instinto de presa del animal que comenzó a perseguirle. El dueño comenzó a gritar como un poseso y por suerte a los pocos momentos reaccionó y volvió a su lado, largándose sin una mala disculpa y dejando a mi hijo asustado para el resto del día y seguramente bastante tiempo más.

Y yo me pregunto, ¿qué hace el Ayuntamiento al respecto? Porque es especialmente llamativo el descontrol que hay en el único parque de la ciudad donde tiene su base una unidad de la policía local. También me choca que esto siga ocurriendo estos días cuando en fecha recientes ha habido al menos dos agresiones de perros a niños que han sufrido heridas de consideración, llegando a precisar incluso ser operado uno de ellos en el Hospital de Son Espases.

¿Esperamos a que ocurra una desgracia o hacemos algo ahora?

Compartir el artículo

stats