Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pere Garau merece un paseo de los políticos de Cort

Isabel Risquez. Palma.

Soy vecina de Pere Garau desde hace casi 50 años.

Pere Garau es el barrio abandonado de Palma pese a ser más de 28.000 vecinos censados. Durante estos años he visto cómo Cort talaba los arboles de la calles Adrià Ferran, Fausto Morell, Nuredduna y otras tantas calles más; no sólo talaban árboles y no eran repuestos, también cegaban las bases de diferentes especies de árboles. Cómo se ha ido deteriorando el centro de Salud. Cómo se deterioraba el pavimento. Cómo se mostraba el deterioro y abandono en los solares vacíos y algunos edificios se quedaban a medio construir con su correspondiente insalubridad.

Cómo el problema de plagas de palomas deterioran edificios con sus heces y que no se le dado una solución inminente. Plagas de ratas encontrándolas durante días muertas viendo su descomposición y provocando olores nauseabundos.

Un alcantarillado que en pleno siglo XXI en algunas calles es inexistente. Una pésima labor por parte del servicio de Emaya descuidando los contenedores y su escasa o nula limpieza. Un abandono total ante actos incívicos e ilícitos.

De lo poco bueno que han hecho ha sido la inauguración de un casal minúsculo poco acorde con la población del barrio.

Ahora nos enteramos que el Ayuntamiento va a invertir 3 millones de euros en calle Nuredduna generando más problemas que soluciones.

A los señores y señoras de Cort: ¿Pueden exponer a los vecinos cómo utilizan nuestros impuestos?

Paséense por las calles del barrio, seguro que entenderán dónde se encuentran las necesidades reales y sobre todo urgentes.

Compartir el artículo

stats