Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Injusto trato a las viviendas tuteladas

Salvador Carrión Reynés. Palma.

Tengo un hijo en una vivienda tutelada, en ella viven 9 jóvenes más el monitor/a. Desde que llegó la pandemia sus hábitos han cambiado, igual que en el resto de la sociedad, sin embargo ellos salen más perjudicados. Siempre la pagan los más débiles, por mucho que el Govern diga lo contrario. Todos podemos salir al trabajo, los pequeños al cole etc. Ellos no pueden salir ni a hacer deporte, ni a sus clases, ni para ver a sus familiares. ¿Es justo? Podrían salir con sus familiares como hacían siempre, incluso ir a hacer algún deporte. Basta hablar con algún especialista para que te diga que el deporte les va muy bien, eso es hacer salud. Hay que imaginarse a 9 chicos encerrados en un piso sin terrazas, apenas un balcón diminuto y te das cuenta de que es algo parecido a una cárcel. Hay que plantearse qué tipo de sociedad es la que encierra a los discapacitados, creía que vivíamos en una sociedad avanzada, dónde este tipo de trato había quedado olvidado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats