Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consideraciones sobre la cantera de Can Negret

Pedro Sánchez, director facultativo de la cantera de Can Negret (CEMEX). Palma.

Me dirijo a usted como profesional minero, disgustado por la falta de rigor con la que su periódico publica algunas de las informaciones que afectan a nuestro sector, nuestra credibilidad y nuestra imagen y me estoy refiriendo concretamente a la cantera de Can Negret, situada en el municipio de Alaró, de la que soy director facultativo y por tanto responsable de su explotación.

Hasta ahora no he querido entrar a desmentir las informaciones originadas y difundidas por Reviure Tofla, que vierte con total falta de rigor y una intencionalidad perversa para confundir y engañar a la población. Sin embargo, la noticia que publicaron en su periódico el pasado 19 de diciembre, sin contrastar las afirmaciones que ahí se vertían, creo que merece cuanto menos una llamada de atención, porque la sociedad no puede ni debe aceptar todas las mentiras que de forma interesada les quieren hacer llegar.

En la noticia se dice que de la cantera extraerán 3 millones de toneladas de caliza al año, algo que es radicalmente falso, pues nuestro plan de labores para este año se estableció en 200.000 T y solo hemos extraído 35.500 T. Por otro lado, la cifra es tan absurda que ni sumando la producción total de todas las canteras de la isla juntas se llegaría a esa cantidad. 

Sin ánimo de extenderme en la lista de falsedades a las que se aferra ese grupo, me gustaría recordar que la explotación de las canteras está regulada por ley en todos sus aspectos -incluido el medioambiental, por supuesto- y que son las administraciones las que se encargan de velar por su cumplimiento.

Llevaremos a cabo nuestra labor empresarial como siempre lo hemos hecho: con seguridad, con respeto a la sociedad, a nuestros clientes y con un profundo compromiso con el entorno. Can Negret se explota, como todas las canteras de CEMEX, pensando en su futuro, planificando cada palmo de su restauración, para que cuando la explotación se termine, la recuperación sea más exitosa y rápida.

Compartir el artículo

stats