Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gracias a la llar de Calvià

Sandra Sieiro. Calvià.

El pasado 21 de agosto hubo un incendio en la Llar de Ancians de Calvià, donde mi madre es residente desde hace muchos años. Afortunadamente y gracias a la rapidez y el buen hacer de trabajadores de la Llar, Policía Local, bomberos y Protección Civil no hubo que lamentar nada grave.

Los residentes fueron trasladados primero al ayuntamiento, ya que ocurrió sobre las 4 de la tarde y con mucho calor, y es de agradecer que el alcalde y todos los trabajadores estuvieron muy pendientes de ellos. Posteriormente, los ancianos fueron trasladados a tres residencias distintas en Palma y, ya bien avanzada la noche, estaban todos instalados. En todo momento estuve informada de todo y, a las 12 de la noche, aún recibí un mensaje de la trabajadora social de la Llar.

El jueves 12 de noviembre, ya han podido regresar a la Llar de Calvià, que es su casa, siendo recibidos con una maravillosa pancarta por parte de todo el personal. Por ello, aunque no nombraré a ninguno para no dejarme a nadie, desde aquí quiero expresar mi agradecimiento a todos los trabajadores de la Llar: a los que estaban trabajando, a los que vinieron en su día libre a ayudar, a los que se quedaron con los ancianos y a los acompañaron a las diferentes ubicaciones y se quedaron con ellos hasta que estuvieron instalados para que se sintiesen seguros y tranquilos.

Me gustaría también agradecer que a lo largo de estos meses han estado con ellos trabajando y para los ancianos ha sido muy importante ya que han sido cuidados por las personas que ven cada día en su casa que es la Llar. Gracias por vuestro buen hacer, profesionalidad, dedicación, cariño, paciencia ya que a veces son un poquito rebeldes, como es el caso de mi madre y nunca he recibido una queja por vuestra parte. Al contrario siempre ánimos y ayuda. Quiero deciros que el día del incendio fuisteis unas campeonas y unos campeones.

Compartir el artículo

stats