Opinión | Tribuna

Grandes Decisiones: Diversificación Económica

Diversificar la economía: hay consenso sobre que sería bueno para la economía balear y para los ciudadanos el no crecer más en turismo, en sentido económico, y que otros sectores como la industria y servicios (no relacionados con el turismo) sean los que progresen para mantener tanto el bienestar económico y social como los ingresos de los ciudadanos y el empleo de calidad (o sea, mejor retribuido y estable) para los ya residentes en las islas.

Veamos el tipo de actividades económicas que nos interesa potenciar.

En el sector de la industria, su desarrollo es difícil por la insularidad, pero voy a ofrecer dos ejemplos por los que hay que apostar.

La industria agroalimentaria que, con la muestra del éxito de la producción de vino local, se puede aplicar a otros productos típicos de las islas para crear pequeñas industrias derivadas del sector primario.

El sector náutico de Balears, según informaciones recientes de Diario de Mallorca, está formado por más de 879 empresas, que dan empleo cualificado y fijo a más de 5.000 trabajadores. La parte más importante del sector es la industria de mantenimiento y reparaciones, en la que hay una demanda superior a su capacidad de respuesta, ya que su alta calidad y tecnología es demandada no tan solo por embarcaciones de las islas, sino también por otras de fuera que vuelven a sus puertos base del Mediterráneo occidental una vez reparadas, por lo que no produce mayor saturación en nuestros puertos deportivos.

Si en 2022 el sector náutico representaba el 3,1% del PIB, y aplicamos soluciones para que esta industria aporte del orden de un 2% más al PIB, sin potenciar la turística, conseguiríamos más empleos de calidad fijos.

¿Cuáles son las repercusiones de esta potenciación? Que los puertos amplíen en la medida de lo posible superficies para este uso, especialmente en Palma como está previsto. Otra idea plausible para crear sinergias es un polígono náutico donde industrias que están creciendo como las embarcaciones ecológicas (de madera y eléctricas) puedan desarrollar con mayor facilidad su actividad. Toda la actividad náutica debe dar un giro hacia la sostenibilidad y ser economía azul.

Dentro del sector servicios, la apuesta debe ser fuera del sector turístico, para controlar los procesos de masificación y mantener un nivel de crecimiento sostenible y de alto valor añadido, lo que señala claramente al sector tecnológico, digitalización, biotecnología, investigación e innovación, y sociales de tercera edad.

Dentro del sector tecnológico, podemos ser líderes en desarrollos para el mundo del turismo, por ello propongo que en las ferias turísticas sea cada vez más importante la potenciación por parte de empresas de aplicaciones y software de turismo, ya que tenemos excelentes ejemplos y credibilidad por ser un modelo de éxito. Sin duda, potenciar el trabajo de Turistec es más beneficioso que promocionar nuestras islas para que nos visiten.

Una vez más, me baso en el principal Think Tank, español, la fundación Cotec y su estudio sobre empresas gacelas y gacelas tecnológicas o del conocimiento. Definamos que las empresas gacela son tractoras económicas, son las que han conseguido más de un 20% de crecimiento durante tres años consecutivos, desgraciadamente, el último trienio analizado es desastroso para Balears.

El porcentaje de empresas Gacela en Balears es del 3,2% del total de ellas, y la media española es del 5,8%, con solo cinco comunidades autónomas por detrás. Si analizamos las empresas gacelas cuya actividad está relacionada con el conocimiento, que son las que nos interesan, en nuestra comunidad son el 21,9% del total de ellas, cuando la media española es del 33%, encabezadas por Madrid con la mitad de ellas (49%).

El Govern tiene que apostar por revertir la herencia recibida y convertir a cada isla en un polo de desarrollo de empresas gacela de conocimiento, apostando por la filosofía del Parc Bit en todas las islas y el distrito digital.