Demasiado machismo en 15 días

El problema es que este artículo tiene límite de caracteres, y me quedan otros muchos casos horribles sin escribir. Eso sí, todo esto y qué poca alarma social

Demasiado machismo en 15 días.

Demasiado machismo en 15 días. / Marta Pérez

Ana Bernal-Triviño

Ana Bernal-Triviño

El año empezó con la confirmación de un asesinato machista de 2023, donde ella había denunciado a su expareja en dos ocasiones, pero el juicio estaba previsto para octubre de este año. ¿Alguien responde ante esto?

Dicen que de los errores se aprende, pero ha empezado el juicio contra el parricida de Sueca. La justicia le otorgó la custodia compartida cuando el tipo tenía una condena por violencia de género. Es decir, pudo matar a su hijo por un fallo de coordinación entre el juzgado civil y penal. ¿Se ha arreglado? Esto fue en 2022 y en 2024 el juez Joaquim Bosch nos explica que no, que todo sigue igual.

Como nada cambia, tampoco las malas prácticas en informar. Un padre ha matado a sus dos hijos en Horta, pero hubo periodistas que especularon con que «él podía tener depresión» o que «quizás fue un escape de gas». Todo por no hablar de violencia vicaria.

Por cierto, el lunes hizo un año de uno de los días más terribles de 2023, cuando hubo cuatro mujeres asesinadas en la misma jornada pero, salvo un reportaje, poco recuerdo más. Si apenas hay repercusión de los asesinatos de este 2024, imaginen los de hace un año.

Por cierto, sobre el Yoyas todo sigue igual que en 2023. Un prófugo de la justicia al que se le ha unido otro. Un zamorano que golpeó a su pareja recién parida en el hospital. El tipo está desaparecido, tras ser condenado a 23 meses de prisión. Por cierto, antes fue puesto en libertad por otro juicio, donde quebrantó otra orden de alejamiento.

También hemos tenido a un hombre que tiró a su novia por un puente pero él fingió una caída; a un alto cargo del Gobierno balear acusado de agresión sexual que dijo que estaba borracho y no controlaba; una reducción de cuatro años de condena a un padre que abusó de dos hijas menores, porque quizás rozó la vagina mientras «dormían la siesta», o a un exconcursante de la Isla de las Tentaciones condenado por violencia de género, entre otros casos. Como el de Pedro Muñoz, concejal de Ponferrada que maltrató a su exmujer hasta dejarla tetrapléjica. Ha quedado absuelto de los cargos de tentativa de asesinato y homicidio, porque no hubo un ataque sorpresivo y tras la agresión él evitó que ella falleciera. La dejó tetrapléjica para el resto de su vida, sí, pero como no la mató…

Entre medias, la madre de Dani Alves compartiendo datos privados de la víctima o al padrísimo Rubiales teniendo que duplicar la pensión a sus hijas tras negarse. Sí, el mismo de «hija mía, no llores, tienes que estar contenta de quién es tu padre».

Fuera, tres meses del genocidio sobre Gaza, donde se ha ignorado a las mujeres. Igual que a Roya Heshmati, condenada a 74 latigazos en Irán por no llevar el velo.

El problema es que este artículo tiene límite de caracteres, y me quedan otros muchos casos horribles sin escribir. Eso sí, todo esto y qué poca alarma social. Mientras escribo, leo que hay otra mujer asesinada en Málaga. Estamos en el ecuador del mes de enero y ya con estos niveles de machismo y crímenes. Más los que no conocemos. Qué largo se nos va a hacer 2024.

Suscríbete para seguir leyendo