Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cristina Martín

Muy fan de la Navidad, lo reconozco

Lo reconozco: me encanta poner la Navidad, llenar la casa de espumillón dorado, plateado o de cualquier color, con tal de que sea chillón; cubrir literalmente el árbol de adornos, sin el más mínimo criterio estético y con la única norma de ‘ninguna rama sin un montón de bolas’; irrumpir con una pandereta en cada mano en las habitaciones de mis hijos mientras canto con más empeño que acierto El burrito sabanero, mi villancico favorito, para su espanto; ponerme un gorro rojo de Papá Noel porque cualquier excusa es buena; las calles atestadas llenas de luces estridentes y dudoso gusto; los villancicos ñoños y machacones del supermercado (bueno, para el rato de la compra; aguantarlos una jornada laboral tras otra admito que es para que te estalle la cabeza, por muy fan que seas de la Navidad). Me gusta atracarme de turrón de chocolate, porque al fin y al cabo es una vez al año y no lo como nunca; fundamental el clásico de Suchard, el sabor de la Navidad, según una de mis muchas y extraordinarias hermanas. Me encantan las reuniones familiares, siempre en torno a la comida, de interminables sobremesas, anécdotas y humor descacharrante. Reuniones de familia piña, de familia inmensa en todos los sentidos. Esta vez las navidades han sido aún mejores, ya sin miedo ni test de antígenos ni la sensación de que los abrazos o besos podían ser bombas de relojería para aquellos que más queremos. En estas horas que ya cabalgan entre dos años, el que acaba y el que vamos a estrenar, me gusta hacer balance y rescatar siempre lo positivo. Y lo positivo, todo lo que merece la pena en la vida, siempre está ligado a personas, las que nos dan nuestro lugar en el mundo, que no es poco. Me gusta el intercambio incesante y repetitivo de buenos deseos y felicitaciones propios de estas fechas. Y los propósitos para el año nuevo. Reconozco que, también en esto, soy muy poco original: un año más, me voy a apuntar al gimnasio. Feliz 2023.

Compartir el artículo

stats