Opinión

Hombres tuneados

Son seres humanos mejorados, embellecidos por cualidades impensables hace pocas décadas, que muestran sus emociones, presentes en la vida doméstica, no autoritarios

Un hombre lleva a su hijo en una mochila portabebés mientras sube al coche las bolsas de la compra. Es un anuncio del Ministerio de Igualdad, que busca desbaratar viejas ideas sobre la masculinidad. Llegan los hombres tuneados. Mejorados, embellecidos por cualidades impensables hace pocas décadas. Hombres que muestran sus emociones, presentes en la vida doméstica, no autoritarios.

Hay quienes escriben sobre ellos, como el profesor Josep M. Armengol en su Reescrituras de la masculinidad. Hombres y feminismo (Alianza), un interesante ensayo que, entre otras muchas cosas, concluye que las masculinidades son muchas y deben ser estudiadas en su compleja diversidad. También se ocupa de las «Nuevas paternidades». Los hombres se abren a las emociones y a los sentimientos y, en las relaciones heterosexuales, reclaman equipararse a sus compañeras. Es el hombre del anuncio, el de la compra y el bebé. El hombre con potencial para cambiar las cosas, públicas y privadas.

Tres lecturas recientes: El lugar, de la premio Nobel Annie Ernaux. La autora glosa sin adornos a un padre de los de antes, orgulloso de su hija, aunque parco en sus afectos. Un padre con fisuras a la que la autora se esfuerza por amar. Lo último de Andrés Neuman, papá reciente, se llama Umbilical. Textos breves sobre la gestación, el nacimiento y los primeros meses de la vida de su hijo. Y sobre el miedo y la perplejidad. La crónica de un misterio desvelado.

Eduardo Halfon ha incorporado la paternidad a su proyecto literario y ha escrito Un hijo cualquiera. En uno de los relatos, dice: «La paternidad es un misterio para el hombre». Claro que sí, como la maternidad lo es para las mujeres, y por eso la hemos contado (cuando hemos podido). Pero esto de papás que sepan escribir y quieran hacerlo sobre, la hasta ahora, insulsa cuestión de traer hijos al mundo y criarlos, caray, eso sí que es novedoso. Solo podían hacerlo estos hombres tuneados con los que empezamos a convivir, y que ojalá se conviertan en ejemplo a seguir para otros, para todos.

Suscríbete para seguir leyendo