Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bernat Jofre

Galeras, una oportunidad perdida

Durante el plenario municipal del pasado jueves , los regidores del PSIB, Unidas Podemos, Més per Mallorca y Ciudadanos votaron a favor de la abolición del transporte de personas por tracción animal por el centro de Palma. El Partido Popular se abstuvo por considerar que se actuaba precipitadamente, sin consultar a los máximos afectados. Por el mismo argumento, VOX se opuso de manera frontal a la enmienda presentada por Eva Pomar, portavoz de C’s . Como el tema es poliédrico, complejo y con múltiples vertientes, quizás lo mejor es elaborar unas preguntas y respuestas básicas sobre la presencia del negocio de las carrozas en el Casco Antiguo.

1. ¿Existen actividades económicas similares en otros puntos del mundo? Nueva York, Salzburgo, Viena, París, Londres...los ejemplos son múltiples y variados.

2. De existir…¿qué dress code guardan? Como norma general, los ayuntamientos exigen a los respectivos aurigas una vestimenta adecuada y relacionada al lugar donde trabajan.

3. ¿Qué aceptación tienen? Suelen tener una buena acogida, puesto que se plantean como algo genuino, sin imposturas.

4. ¿Ha intercambiado información Cort cómo proceden los ayuntamientos con el mismo negocio ? De haber procedido, se supone que en la regiduría de Movilidad podrán dar fe.

5. ¿Desde cuándo se tiene constancia de este negocio en Ciutat? No se trata de una actividad importada por el «boom» turístico, como desde algunos sectores se ha hecho creer. Los archivos municipales nos hablan de «faetones o galeras de paseo» desde mediados del siglo XIX.

6. ¿Era un servicio con una uniformidad determinada? Hasta la llegada de Joan Fageda i Aubert como alcalde, los vehículos a tracción animal eran galeras o faetones. Debían ser blancas con ruedas rojas. Pero fue el alcalde catalán quien cambió la uniformidad tanto en los taxis como en el sector del carruaje. Hoy podemos encontrarnos guayines, jardineras,manolas, landós... hasta alguna «wagonette» se ha visto. Todas ellas de diferentes colores, sin homogeneidad alguna. Las unas, tiradas por un par de caballos. Las otras, por un solo bayo.

7. ¿Ha sido monopolizada siempre por miembros de la etnia gitana? No siempre: hasta no hace tanto no era raro ver mallorquines con sus «galeres de senyor». Un lujo.

8. ¿Ha hecho algún esfuerzo de uniformización el sector ? Siendo sinceros, no. Los pechos al viento, pantalones cortos, zapatillas de toda clase (y colores ) son demasiado abundantes en los chóferes.

9. Como norma general, ¿tienen el suficiente nivel cultural los conductores como para hacer de guías? Con muy honrosas excepciones, no.

10. ¿Ha efectuado la Administración alguna oferta de formación cultural al mismo? Debería haber constancia en los registros municipales.

11. Hace ocho años se consignaron 150.000,00€ para instalar abrevaderos y puntos de sombra para alivio de los equinos. ¿Se procedió a ello ? No.

12. ¿Dónde fue a parar dicha cantidad? Pregúntese a Cort.

13. Por cierto: ¿Ha habido alguna manifestación del colectivo animalista exigiendo a la clase política cumplir los acuerdos alcanzados en su día en pro de la salud de los equinos? No.

14. ¿Se podría imputar a Cort algún tipo de delito contra la salud animal e incluso prevaricación por no instalarlos? Si el sector entra en una judicialización del conflicto para salvaguardar sus intereses, lo más probable.

15. Los conductores han demandado repetidas veces la renovación de licencias para la conducción de galeras, tal como sí se ha procedido diversas veces con las de taxis. ¿Por qué no se convocan? Misma respuesta que el punto 10.

16. Los regidores confían en que con una subvención para las nuevas galeras eléctricas los conductores de calesas depondrán su más que segura querella por nulidad de concesión administrativa. ¿ De cuánto dinero hablamos? Dependiendo de las fuentes, recomprar todas las licencias para conducir galeras - hereditarias, por cierto - podría costar entre un millón y medio y dos millones doscientos cincuenta mil euros.

17. En base a Derecho Administrativo,¿puede una sentencia equiparar una subvención - que se debe devolver - a una licencia con un valor de mercado? Aparentemente, no. Y los chóferes saben que por ahí tienen las de ganar.

18. ¿ Qué es más sostenible, una galera tirada por dos caballos o una calesa eléctrica? La tracción animal es, de largo, mucho más sostenible y acorde con la COP21 de París que la construcción, desarrollo y mantenimiento de una sola batería eléctrica. Por muy loable que sea su propósito.

19. ¿Va para largo la supresión del negocio del transporte público tirado por caballos en Palma? Aparentemente, sí: de entrada, se planteará un contencioso administrativo. Con todos sus plazos y derivadas, amén de posibles recursos y apelaciones. En el cual pueden salir muchas vergüenzas por ambos lados. Con unas elecciones a diez meses vista, es el turno de los políticos el saber si les conviene mantener el pulso para con un colectivo profesional que, pese a no ser políticamente correcto, sí tiene abogados de prestigio que sí lo son. ¿Va para más allá del 2024? Muy probablemente.

Una lástima. No era tan complicado que ambas partes llegaran a un acuerdo mediante la contratación de un mediador profesional. O como mínimo lo intentaran. Pero de estos polvos, estos lodos.

Compartir el artículo

stats