Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juli Capella

Juli Capella

Arquitecto

Nave vulva vs. cohete fálico

Un grupo alemán ha desarrollado una nave con forma genital femenina que, asegura, tiene mejor aerodinamismo que el tradicional cohete

Desde hace muchos años recopilo objetos con forma fálica. Para un arquitecto un menhir, un monolito o la propia columna no dejan de ser una erección pétrea, origen de toda construcción. Algo que levantamos, pero sabemos que va a caer tarde o temprano. Un símbolo constructivo icónico que culmina con el prepotente rascacielos. En mi pequeña faloteca hay de todo, abridores, floreros -como el Shiva de Sottsass-, perfumes, saleros, botellas, porrones… y, cómo no, amuletos de fertilidad. Muchos amigos me traen alguna pieza cuando van de viaje, abundan en todos los continentes. Pero ahora mismo mostrar esta colección sería inoportuno. Parecería una provocación machista, lo que en realidad es solo testimonio del falocentrismo dominante durante tantos siglos.

Otro elemento claramente fálico es el cohete. Aparentemente su forma es la más adecuada para elevarse y penetrar la atmósfera. Pero el grupo alemán Wer braucht Feminismus? (¿Quién necesita feminismo?), acaba de lanzar el proyecto Vulva Spaceship, una nave con forma genital femenina que, aseguran, tiene mejor aerodinamismo que el tradicional cohete cuando atraviesa la atmósfera, consume menos combustible y por tanto es más eficiente. Lo ha diseñado WBF Aeronautics con la colaboración de ingenieros y científicos. Han pedido a la Agencia Espacial Europea, a través de una campaña en Change.org, que considere seriamente la propuesta para desarrollarla. «Es hora de nuevos símbolos en el universo. Queremos restaurar la equidad de género en el cosmos, el espacio es para todos». No solo para unos cuantos hombres multimillonarios, añaden. Si se comprueba la eficacia de este tipo de naves femeninas, supondría un jarro de agua fría a décadas de morfología proyectil machote, presuntamente idónea. Y una cuestión más, ¿que sucedería si se acoplasen -o colisionasen- ambas tipologías voladoras en el espacio sideral?

Tal vez debería empezar una nueva colección de objetos vaginales. La cueva también es un símil de arquitectura primigenia.

Compartir el artículo

stats