Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hoja de calendario | Tercer pinchazo

Israel ha comenzado a inocular la tercera dosis de su vacuna anticovid –prácticamente todas las utilizadas en este país son de Pfizer- a las personas con deficiencias en el sistema inmunológico, que tienen más dificultades en generar anticuerpos. Siguiendo la pauta de la farmacéutica, dicha dosis se inocula ocho semanas después de la segunda. En paralelo a esta decisión ya adoptada, se está debatiendo la aplicación de una tercera dosis a toda la población, una vez constatado que la variante india del virus ha provocado un pequeño repunte de la infección en un país que ya había vuelto prácticamente a la normalidad. Los epidemiólogos israelíes apoyan la dosis suplementaria a los inmunodeficientes, previa realización de un test serológico que informe de si el paciente ha acumulado o no los suficientes anticuerpos.

Israel, que fue pionero en la vacunación en todas las fases y que desde marzo había suprimido las medidas restrictivas, ha tomado ya en el pasado algunas iniciativas antes que el resto de la comunidad internacional, como la de vacunar a los menores de 16 años con factores de riesgo, como obesidad o diabetes. Deberíamos estar atentos los europeos a los movimientos israelíes para no quedar retrasados en una terapia que tropieza con el inconveniente de las mutaciones imprevisibles de un virus que ya no mata tanto pero que sigue siendo un cruel mensajero de dolor y de muerte.

Compartir el artículo

stats