Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ferran Monegal

Liquidan el derecho de protección al menor

Un juez se ha pronunciado acerca del infame negocio que está realizando Tele 5 con el llamado ‘caso Rocío Carrasco’. Se trata del juez José Antonio Vázquez Taín, un magistrado de enorme prestigio, considerado en Galicia como un heroico referente por su valiente persecución del narcotráfico. Vázquez Taín ha advertido que en esta serie por capítulos que ha montado Tele 5 alrededor de Rocío Carrasco y su familia, en lo que se refiere a su hija Rocío Flores, conculca totalmente el derecho de protección al menor, dado que se vierten denuncias, comentarios, imágenes e historias contra Rocío Flores cuando esta era menor de edad.

Señala el juez Taín: «La emisión de esta serie debería ser cancelada por la Fiscalía de oficio. Rocío Flores podría perfectamente denunciar la difusión de este programa, dado que se está violando la intimidad contando hechos que ocurrieron cuando era menor». Celebro que se dé visibilidad –y no se oculte o ningunee– esta voz autorizada y de prestigio. Hace tiempo que vengo advirtiendo en esta columna que todo este ‘show’ estilo culebrón, por capítulos, que ha montado Tele 5, no ha sido para levantar una lanza contra la violencia de género. Eso les importa un pito. Ha sido, y es, sencillamente, una maniobra comercial para hacer un negocio redondo con las miserias de unas y de otras, variando el foco del espectáculo según les ha convenido. Como ahora, que una vez exprimido el tema del maltrato conyugal, han pasado rápidamente a la fase de montar e impulsar el mezquino escenario para que asistamos al combate ‘valetudo’ madre contra hija. Sin escrúpulos. Sin manías.

Dentro de la propia Tele 5 es muy significativo el papel que está jugando –o mejor dicho, que no quiere jugar– Ana Rosa Quintana, la estrella de la cadena líder de las mañanas. Desde que comenzó esta mercantilización televisiva familiar, hijos incluidos, Las mañanas de Ana Rosa ha mantenido una postura muy crítica. Una sorprendente disidencia dentro de la propia Tele 5. Ana Rosa da voz por las mañanas a Rocío Flores, la apoya, mientras por las noches la lapidan en los Deluxe. A lo mejor es un reparto de papeles. Yo me inclino a pensar que ha brotado un punto de bochorno, un punto de vergüenza y de catarsis, dentro de la propia Tele 5.

Compartir el artículo

stats