Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Tarabini

Entrebancs | Balears, y ahora qué

Deberíamos diseñar proyectos estratégicos para acceder a los fondos de la Unión Europea (140.000 millones)

Ciudadanos con mascarilla frente a la Estación Intermodal, en Palma.

Ciudadanos con mascarilla frente a la Estación Intermodal, en Palma.

Son noticia cotidiana el análisis y la evaluación de los resultados de las elecciones en la Comunidad de Madrid. En nuestra anterior colaboración del pasado lunes, me atreví a analizar y evaluar tales resultados y sus posibles consecuencias políticas, socioeconómicas… más allá de Madrid. Hoy pretendo identificar las repercusiones que pueden tener tales resultados en nuestra Comunidad.

«El PP ha sido el más votado a diferencia casi sideral; el plus lo representa Ayuso con sus mensajes simples y sin complejos. Vox noche y día machacando: «Los otros son simplemente comunistas», han obtenido unos resultados aceptables, pero no suficientes para «obligar» a Ayuso a gobernar en coalición. Ciudadanos no obtiene presencia en la Asamblea. El perdedor es el PSOE (…) que, abandonando al pairo a su candidato Angel Gabilondo, cometió el error de diseñar, orientar y aplicar la estrategia electora desde la Moncloa, y no desde la Agrupación Socialista local que se supone conocen de primera mano las diversas realidades y necesidades de la ciudadanía (…). UP, liderado por P. Iglesias, impregnado de radicalismo, no obtiene los resultados previstos y renuncia a su liderazgo político interno y externo. Mas/Madrid, con su Candidata Mónica García, supera a UP y consigue dar el sorpasso al PSOE.

Tales cambios extensos e intensos, aunque afectan directamente a la Comunidad de Madrid, también «puede repercutir en la credibilidad y estabilidad de P. Sánchez y su gobierno de coalición (…)». Para garantizar la presente legislatura, y quizás la próxima, son básicas: la gestión de los Presupuestos Generales ya aprobados; la consecución y aplicación adecuada de los 140.000 millones de los Fondos UE; así como una solución justa y equilibrada de la Reforma Laboral, pensiones, Reforma Fiscal… La acción política de los populares, a pesar de la victoria abrumadora de los populares, dependerá si el PP, liderado por Casado, opta por ocupar una posición política «centrada», o seguirá compitiendo con Vox.

En mi anterior artículo concluía mi razonamiento en la necesidad de evaluar las repercusiones en nuestra Comunidad, considerando que la pandemia afecta no sólo al estado de salud de nuestra ciudadanía, sino también repercute en una profunda crisis socioeconómica. Lo que nos obliga a mantener un difícil equilibrio entre restricciones y reactivar las actividades productivas.

En materia sanitaria es importante evaluar la percepción ciudadana respecto a su gestión. El resultado global es de «moderada satisfacción» (Q.G. nº 397). Pero es necesario aplicarla a distintos servicios. La opinión relativa al personal sanitario es positiva, manifestada por los aplausos desde sus balcones como muestra de apoyo y de agradecimiento al esfuerzo de todo el personal sanitario que pusieron (y siguen poniendo) en riesgo su propia salud, aplausos merecidos pero que se deberían visualizar en más personal y mejores salarios. Pero al mismo tiempo se manifiesta una opinión no positiva referida a las instalaciones y a determinados servicios (hospitales, urgencias, médicos de cabecera, UCI…) a punto de estallar por sobrecarga, al ser utilizados a la vez por los afectados por el virus y por las necesidades y urgencias sanitarias habituales. La reacción frente a las vacunas no fue inicialmente muy positiva debido en parte a las «dudas» respeto a «la idoneidad» de alguna marca de vacuna, así como por la posterior desinformación debido a la escasa confianza en la distribución de vacuna. Actualmente es satisfactoria la aplicación de las vacunas.

A nivel socioeconómico la crisis es profunda. La actividad productiva especialmente (aunque no sólo) en el sector turístico está paralizada. La Temporada alta del año pasado (2019) fue un absoluto fracaso en ocupación y gasto. El Govern y agentes sociales (Patronales y Sindicatos) han llegado a una serie de acuerdos que, como mínimo, frenaron (y siguen frenando) la inactividad empresarial y un cierto nivel de desocupación profesional/laboral (desde los ERTE hasta los 855 millones de euros en ayudas a empresas y autónomos afectados por la pandemia… ). Tales ayudas a fondo perdido pueden ser la clave para mantener la actividad de miles de empresas y de trabajadores. En referencia a la actividad turística del ya próximo verano no son pocos los que firmarían en blanco una prolongación lo más extensa posible (¿hasta fin de otoño?) con una ocupación de un 40/50% respeto a los índices de 2017-2019. Nuestros mercados turísticos exigirán (¡ya exigen!) como mínimo garantizar un «estado de salud satisfactorio», en base a una vacunación real del 70% de la población. A su vez las distintas Administraciones públicas (Govern, Consells, Ayuntamientos) están desarrollando iniciativas de promoción y comercialización.

Dicho todo lo cual, es imprescindible que entre administraciones, sectores empresariales, sindicales , profesionales y cívicos afrontemos la labor de incidir en unos nuevos modelos económicos y productivos que superen los todavía vigentes; así como introducir nuevas actividades, para garantizar una realidad socioeconómica sostenida y sostenible. Deberíamos diseñar proyectos estratégicos para acceder a los fondos UE (140.000 millones).

Unas breves líneas referidas a la gobernabilidad y estabilidad de un gobierno de coalición como el nuestro, que en el marco de la UE son práctica cotidiana. Desde la oposición y desde una cierta leyenda urbana es más eficaz un gobierno monocolor que uno de coalición. No tiene por qué ser así. El último gobierno balear monocolor del PP, presidido por JR Bauzá (2011-2015), no fue un remanso de paz ni interna ni externa. El vigente Govern de coalición (PSOE, Més perMallorca, Podemos), con sus lógicas dificultades, mantiene unos índices positivos de estabilidad y gobernabilidad que le permite legislar y gestionar; aunque la oposición con distinta intensidad y actitud no tiende a proponer alternativas sino a oponerse por principio.

Compartir el artículo

stats