Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Tarabini

Entrebancs

Antonio Tarabini

El turismo a corto y medio plazo

Acorto plazo la tarea básica es (o debería ser) reactivar la actividad turística que posibilite unos índices de oferta/demanda que propicien una ocupación ‘razonable y digna’ de la planta de alojamientos y de la oferta complementaria, con su consiguiente contratación estable de personal. Pero simultáneamente, es clave tener presente la obsolescencia del vigente ‘modelo’: ocupación intensiva durante los meses de Temporada Alta (con una cierta expansión en su inicio y conclusión), mal uso (saturación de las infraestructuras, equipamientos, servicios, y recursos; con una mano de obra intensiva, con salario bajos y contratación temporal (o precaria) de escasa profesionalidad. A su vez la pandemia provocada por la convid 19 ha afectado gravemente no sólo a la salud y al bienestar de la ciudadanía, sino que nos ha conducido a una paralización estructural, a corto y medio plazo, de la actividad empresarial y profesional/laboral.

¿Cuál es la situación actual? La batalla es ‘frenar’ la pandemia con el Estado de Alarma y Toques de Queda. Múltiples restricciones dirigidas al quehacer ciudadano, vivir y convivir, y al tejido empresarial, y un largo etcétera que ha conducido a una paralización de la vida ciudadana, así como el freno de la actividad empresarial y profesional/laboral. Las repercusiones sanitarias han sido y son graves. Fallecidos, saturación hospitalaria y UCI, residencias gente mayor… Pero además la pandemia provocada por la convid 19 ha afectado gravemente a nuestra principal (y casi única) actividad económica, el turismo. En la pasada Semana Santa únicamente ha permanecido abierta 13% de la planta hotelera. Hace dos años, la última Pascua precovid, más de 700 hoteles ya estaban abiertos, el 85 de la planta. Ahora se queda una planta hotelera y la oferta complementaria bajo mínimos.

La esperanza ahora es la vacuna aplicada a la población autóctona, y también en los países originarios de la demanda. Pedro Sánchez se comprometió a que la población estaría vacunada a finales de agosto. Han fallado los suministros, y han entrado dudas sobre la eficacia de determinadas vacunas. En el momento de escribir estas líneas, parece que podría garantizarse un suministro adecuado (todavía por ver). Mientras seguimos en el mismo camino con los controles sanitarios, hospitalarios, UCI, contagios, movilidad, distancias, usos y prohibiciones… en el quehacer ciudadano y empresarial.

La aplicación de una vacuna eficaz sufre los mismos avatares que a nivel estatal y europeo. La incidencia en nuestra comunidad oscila en torno a 60 casos positivos en relación a un universo de 100.000 habitantes. Con sus altos y bajos nuestra comunidad se ubica en lugares positivos en referencia a un índice nacional de 200/100.000. Pedro Sánchez anuncia para el próximo día 9 de Mayo el fin del Estado de Alarma, y no son pocos los juristas que consideran que las CCAA no disponen de herramientas para aplicar restricciones de movilidad y circulación. Lo que provoca incertezas e inseguridades.

¿ Esta en el aire la temporada 2021? «Totalmente», reconoce Gabriel Llobera presidente de la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Balears. «Trabajamos para abrir en mayo o en junio, pero no sabemos ni siquiera si abriremos. Hay muchos nervios y la gente está cansada». Es el sentir de un sector que lidia con la incertidumbre, y con hoteles, bares, comercios, cerrados desde hace casi un año. Ahora se plantea una ‘Temporada Alta’ a partir de la segunda quincena de junio, sin garantía de una apertura de los establecimientos de alojamiento turístico ni los propios de la oferta complementaria (restauración,comercio, ocio…).

Suponiendo una demanda de interés en los meses julio-octubre, ¿cómo hacemos frente a una paralización (abril, mayo, junio…) en alojamientos turístico y en oferta complementaria? ¿Cómo afrontamos los índices de desempleo, los ertes? Los resultados de la reunión del Conseller de Turismo con la Secretaria de Estado de Economía han resultado concretos y positivos. Las empresas que se vieron afectadas por la quiebra de Thomas Cook en 2019, aquellas que en ese ejercicio registraron pérdidas por haber realizado fuertes inversiones en sus negocios, las que se crearon a partir de enero de ese año y un grupo limitado de sectores especialmente afectados y que serán elegidos por el Govern, como en el caso del comercio turístico y de la industria del calzado, podrán recibir las ayudas directas que el Estado (885 millones de euros) para compensar los daños económicos generados por el coronavirus en Balears.

En el momento de plantearnos, a medio plazo, un modelo productivo turístico, sostenido y sostenible, es imprescindible superar el modelo vigente. No es de recibo que el número de turistas doble el censo de la población residente. Las debilidades competitivas de Balears están, o deberían estar, en la ordenación de los espacios turísticos. Nuestra competitividad debe basarse en la voluntad y capacidad de mantener un equilibrio entre recursos y activos naturales. No en vano nuestros clientes manifiestan su desagrado (4.10/10) en referencia a la progresiva masificación de nuestros activos y recursos (Quaderns Gadeso 373 L’opinió dels turistes. Perdem competitivitat)

Concluyo reproduciendo unas opiniones altamente significativas, que a más de uno podrán extrañar. «Se ha de limitar el número de turistas porque vivimos en un territorio limitado» (C. Riu, Consejera delegada de Riu Hoteles). «Hay que poner coto a la invasión de visitantes en los cascos antiguos o nos pasará factura» ( G. Escarrer, Vicepresidente de Melìá Hoteles). «Este verano podemos llegar a un 40% del turismo registrado en 2019 y será un éxito. Este año no es una cuestión de ganar mucho dinero sino perder menos, y aboga por un mensaje de seguridad en vez de una bajada de precios» (Miguel Fluxà, Iberostar).

Compartir el artículo

stats