Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

Hay que mirar este año con optimismo

Hay que mirar este año con optimismo

Los datos de la coyuntura turística hotelera permiten hacerse una idea del impacto de la covid-19 en la economía balear. El archipiélago es la región en la que más cayó el PIB en 2020 y su tasa de paro cerró el año por encima de la media nacional. No resulta sorprendente entonces que las compañías baleares hagan mayoritariamente una valoración negativa, mayor a la del resto de España, de la situación económica actual y especialmente en el marco regional. Al fin y al cabo, la pandemia sigue siendo una realidad que afecta a sus negocios, con el más alto impacto económico de toda España, por la elevada relevancia del turismo.

Es la primera de las conclusiones destacadas en el informe Perspectivas 2021, que ha elaborado KPMG en colaboración con CEOE, en lo que respecta a las empresas de Baleares consultadas en el estudio. Pero también es una realidad que tres de cada cuatro empresas de la región aseguran que logrará sortear la crisis si aplica medidas y que más de la mitad espera crecer en términos de facturación en 2021. El 54% de las compañías del archipiélago prevé que su facturación se incremente en 2021, frente a un 32% que anticipa que disminuirá. Según la opinión de la mayoría de los encuestados, la recuperación tardará al menos dos años en llegar: el 72% no espera recuperar sus niveles de ventas antes del fin de 2022.

Sin perder la cautela, hay que mirar este año con cierto optimismo para tomar así las decisiones que nos permitan sentar las bases de la recuperación y del crecimiento posterior, confiando también en la progresiva y determinante campaña de vacunación con el horizonte puesto en el próximo verano.

Seguirá siendo clave, ahora más que nunca, garantizar el acceso a la liquidez. Instrumentos como los ERTE o los avales del ICO han sido positivos para la supervivencia de las empresas baleares, que las han complementado con financiaciones y refinanciaciones de deuda. Estas medidas seguirán teniendo un lugar destacado en los próximos meses, junto con las alianzas, que permitirán a las compañías baleares no solo ganar músculo y mitigar riesgos de forma conjunta sino entrar más fuertes en una era de transformación de la economía global. Se pondrá el foco en solicitar fondos del Plan de Recuperación Europeo (así lo hará el 42% de los encuestados), se cerrarán alianzas (que prevé realizar el 40% de los participantes) y se activarán procesos de compra (el 35% de las empresas llevará acabo este tipo de operaciones).

Asimismo, la digitalización y la mejora de procesos deberán situarse en el centro de la estrategia, tal y como contempla buena parte de las compañías de las islas. El 83% y el 63% de las empresas, respectivamente, incluyen la mejora de procesos y la trasformación en sus prioridades estratégicas. El análisis de datos y la optimización de los procesos permitirán definir una oferta de servicios atractiva y personalizada para los turistas, que, tarde o temprano, volverán. Además, incorporando criterios de sostenibilidad, circularidad y eficiencia energética, esta oferta responderá a las crecientes exigencias de un turismo respetuoso con su entorno. También adquiere relevancia la adquisición de nuevas habilidades profesionales, prioritaria para el 38% de los encuestados. La adaptación a los nuevos hábitos de consumo destaca como principal reto en la nueva realidad para el 62% de las compañías de Baleares, seguida muy de cerca por la digitalización y la gestión de personas, que marca el 60% de los encuestados.

Precisamente digitalización, sostenibilidad, cohesión territorial y capilaridad son los criterios que deberán cumplir los proyectos que pretendan acceder a los fondos del Plan de Recuperación Europeo, que suponen una oportunidad única para crear una economía resiliente ante eventos disruptivos. Despierta mucho interés entre el empresariado balear la modernización y digitalización del tejido industrial y la pyme, donde se incluye la recuperación del turismo (74% de los encuestados con relación al Plan España Puede).

Ese es precisamente el objetivo que deben perseguir las empresas con las medidas que tomen en los próximos meses. Las compañías tienen que enfocarse a ganar resiliencia y así garantizar que continuarán funcionando en cualquier contexto adverso. La sociedad y el empresario de las Baleares tiene que mirar este año con optimismo. Ya ha pasado la peor parte y vislumbramos mejores tiempos.

Compartir el artículo

stats