Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Cuervo

Artículos de broma

Javier Cuervo

Falsificado e inútil

Un falso bolso de Vuitton no es de Vuitton, pero es bolso y sirve para meter dentro cosas y para presumir de algo colgado en la parte interior del codo, donde se estornuda desde 2020. Pero ¿qué pasa cuando compras unas pinzas de ropa que tienen aspecto de pinza, también están realizadas en plástico o madera, aparentan el mismo mecanismo de alambre que lleva décadas sujetando la ropa a los tendales, pero no pellizcan la prenda de forma que no caiga al patio de luces? Se venden objetos así. Una vez me vendieron un cascanueces que fue vencido por la primera nuez a la que se enfrentó. No cascó la nuez y aunque nos partimos de risa al verlo doblarse, aquel útil inútil sólo podría haber sido vendido de manera no fraudulenta como artículo de broma.

De entre estos objetos objetables el caso de los condones en Vietnam está pidiendo la creación de una ONG específica porque es peor que cuando en España había centenares de farmacias que no vendían preservativos por motivos religiosos, como ocurrió hasta bien entrado el sida. En Vietnam, el 85% de los 600 millones de preservativos que se venden cada año son falsificaciones y se puede pensar que importa poco que donde dice una marca, X, debiera decir Blandex (como si fuera un bolso falso) pero es que el 40% de ellos no cumplen con la calidad para que no haya transmisión de enfermedades venéreas o se produzca embarazos indeseados, no cumplen con la función, son pinzas que no pinzan, cascanueces que una nuez puede cascar, pero sin gracia.

Eso es negocio sucio, aunque no tanto como el que descubrió la policía vietnamita, que confiscó 345.000 condones usados que habían sido lavados con agua hervida y estaban listos para empaquetar y ser vendidos como nuevos. Condones de segunda mano, por decirlo con decoro. La cultura de la reutilización tiene límites. Lo que el planeta gana por la reutilización lo pierde en el aumento demográfico con la generación de vietnamitas hijos de preservativos que no preservan reutilizados, aunque sean defendibles por motivos religiosos.

Compartir el artículo

stats