Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambio de caras

No cambiamos de virus, pero sí de ministro. Carolina Darias es la nueva titular de Sanidad. Como es bueno que haya corriente y corra el aire, para que la ventilación fuera la adecuada solo faltaría que sustituyeran a Fernando Simón. «He visto pasar siete ministros de Sanidad». Al menos como portavoz. Necesitamos novedades y a falta de la gran novedad, vacunarnos, tenemos (¿buena?) nueva de un cambio de cara en el otrora Ministerio de la nada. Ahora es el ministerio con más competencias y proyección mediática que existe. Iceta recibió al fin la llamada y tras aquella jugada que truncó el independentismo (iba a presidir el Senado) le llega una nueva oportunidad en los madriles, donde antes la gente llegaba pidiendo una oportunidad en Las Ventas, exigiendo un pellizquito de gloria en los cafés literarios o con una beca bajo el brazo. Ahora el que llega es Iceta, como aquellos jóvenes con sueños de grandeza arribaban a la estación de Atocha para abrirse camino en la vida. Él está talludito pero la ilusión de ser ministro de España en un ministerio con poco trabajo colma las expectativas de cualquiera. Y rejuvenece. Que haya un Ministerio de Política Territorial es la señal de que este país es un jaleo. No es que Iceta sea fiel a Sánchez. Es que no hay nadie cerca de Sánchez, o con futuro político, que no le haya mostrado pleitesía. Susana Díaz puede ser la excepción que no acabe confirmando la regla. Ministra de Sanidad: ha nacido una nueva estrella televisiva. Ministra de Sanidad: acaba de emerger un pim pam pum para la oposición. Uno quiere que sea la ministra de la curación y la tranquilidad y el fin de la pesadilla. Lo único que Sánchez no hace con grandilocuencia son las crisis ministeriales, que son mini crisis, sustituciones. Estas son las únicas ocasiones en las que pudiendo ocupar cinco columnas prefiere cuatro. El listón alto que ha dejado Illa es el de los buenos modales. Un filósofo manso y cortés en un país encabronado. Ahora se va a intentar presidir la Generalitat, donde la curva del independentismo no desciende.

Compartir el artículo

stats