Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Qué pasa con Venezuela

Venezuela como todo país ecuatorial (por la destrucción que ha sufrido su entorno natural por el colonialismo) nunca ha tenido un período de desarrollo económico, social y democrático duradero. Teniendo una de las mayores reservas de petróleo del mundo, siempre ha estado un 80% de su población en la miseria dominada por una clase explotadora y racista, donde se han sucedido golpes militares y dictaduras.

Actualmente se han producido editoriales y opiniones contrarias a sus elecciones que se consideran no democráticas ni libres, así como declaraciones de la UE no reconociendo sus resultados. Se han suscitado discusiones en nuestro parlamento calificando al régimen de Maduro como un régimen dictatorial y criminal y que la extrema izquierda en España quiere imponernos. Culminando este ataque contra el régimen venezolano con el reconocimiento por la UE, organismos internacionales y numerosos países entre ellos España, como presidente de la República venezolana al jefe de la oposición Guaidó (antiguo presidente de la asamblea) aunque no tiene ningún poder efectivo en su país. Es curioso el caso de Guaidó, que se ha negado a presentarse en las elecciones porque dice que no había suficientes garantías, cuando él fue presidente de la asamblea por unas elecciones celebradas bajo el gobierno de Maduro, y donde posteriormente ha celebrado unas elecciones extralegales pacíficamente, que en una dictadura sería imposible. Y su vicepresidenta y ministra de Exteriores Delcy Rodríguez, fue sancionada por la UE, como si fuera una delincuente, sin previo juicio imparcial, condenándola a que no pueda pisar suelo europeo. Y al aterrizar su avión en Barajas para continuar a Turquía, fue recibida en la sala VIP de tránsito por nuestro ministro Ábalos, que fue denunciado por Vox por delito de prevaricación, resultando archivado el asunto por el Tribunal Supremo.

¿Qué pasa con Venezuela? Es cierto que el régimen de Maduro es de carácter autoritario, contrario a los derechos humanos y con muchos presos políticos, pero también es cierto que muchos pobres de solemnidad que antes no podían votar, porque ni siquiera estaban censados, votaban a Chávez y votan a Maduro, porque les pusieron escuelas, dispensario médico y cartilla para lo más básico, por lo que las clases dominantes están rabiosas pues consideran que sólo ellos pueden gobernar. Además, en esta situación de dictaduras y gobiernos autoritarios se encuentran muchos países, y no se produce ese acoso e intento de derribo que sufre el régimen venezolano.

Parece que cualquier país hispano que intente implantar un régimen socialista o más justo, anticapitalista y antinorteamericano, hace que todos los poderes fácticos y oficiales de los sumisos a EE UU intenten derrocarlo como sea. Las otras dictaduras reaccionarias ni se mencionan Arabia, Emiratos, Argelia, Irán. Ni sabemos qué pasa en Brasil, Bolivia, Marruecos, Vietnam. Los representantes de todos esos países incluido China pueden pisar el suelo español, la representante de Venezuela, no.

Veamos un poco de historia: en Persia durante el reinado del Sha, su primer ministro Mosadeq, nacionalizó la industria petrolera, por lo que EE UU junto con Gran Bretaña organizaron un golpe de estado. Al final, tomó el poder el islamista Jomeini, derrocando al Sha, y transformándose en república islámica de Irán. Otro país, en Irak, el dictador Hussein intentó invadir Kuwait, así como implantar una política antinorteamericana, lo que dio lugar a una invasión de EE UU con el pretexto de que era un estado terrorista y que tenía armas de destrucción masiva, que luego se demostró que era falso, asesinando a Hussein, destruyendo el país, saqueando sus tesoros y museos, con torturas y crímenes de guerra, estableciendo gobiernos títeres y consiguiendo ocupar los pozos de petróleo. Igualmente, en Libia el dictador Gadafi, cada vez más anti occidental y vendiendo su petróleo a los países del este, fue objeto de un bombardeo por las tropas de EE UU, asesinando a Gadafi, desestabilizando completamente a uno de los países más desarrollados del norte de África, dominado actualmente por señores de la guerra luchando entre sí, y convirtiéndolo en un estado completamente fallido, pero con su riqueza petrolífera en manos de las compañías occidentales.

Cuando Chávez nacionalizó el petróleo, se sucedieron hechos de acoso y derribo por parte de Estados Unidos y en complicidad con sus clases dominantes. El 70% de los ingenieros y técnicos americanos abandonaron los pozos, por lo que la producción del petróleo se redujo una tercera parte, el precio se rebajó a la mitad, el gobierno de EE UU, unilateralmente, bloqueó las cuentas que tenía el gobierno venezolano, los inversores y burguesía boicotearon el comercio y mercancías. Lo que dio lugar a una gran escasez de alimentos y medicinas, y un éxodo masivo de ciudadanos. Por ello dicen ¡oh Maduro qué dictador! hay que tirarlo como a Gadafi y Husein para que solo gobiernen los nuestros, aunque sea a través de una guerra civil, o de los señores de la guerra.

Compartir el artículo

stats