Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Matías Vallés

Al Azar

Matías Vallés

Juan Carlos I no compra España

Entre las citas certeras del juez estadounidense Oliver Wendell Holmes, sobresale su proclamación de que «me gusta pagar impuestos, porque con ellos compro civilización». Bajo este criterio entusiasta, queda claro que Juan Carlos I no invierte en las acciones de la sociedad o marca España que se adquieren tributando. El monarca muestra una escasa confianza en la empresa estatal, tal vez porque la presidió durante cuarenta años y conoce su valor real. Sin quitarle un átomo de excelencia, se convierte así en el primer rey anarquista, que desea estrangular al Estado por el procedimiento infalible de negarle la financiación.

Se recuerda ampulosamente que la Constitución está suscrita por el pueblo español que la votó, pero ostenta la firma concreta de Juan Carlos Rey, estampada delante de su hijo. A continuación, el empresario por delegación del proyecto nacional se niega a invertir las cantidades a que viene obligado por las leyes que ha aprobado en persona. La falsedad documental sería flagrante si no viniera empeorada por el peor crimen que puede cometerse contra el Estado, y que consiste en no pagarlo. Desde Weber, el poder estatal reside en el miedo de los vecinos, que así le conceden tal envergadura. Esta institución puede resistir pandemias o incluso asesinatos en su seno, pero jamás sobrevivirá con las arcas vacías, tal vez vaciadas por sus máximos representantes.

Los militares obsesionados con los filoetarras y los independentistas no depositan la menor atención en los contribuyentes que pagan sus holgadas jubilaciones, por lo menos en comparación con los sueldos de incorporación al mercado laboral. Un votante de ERC o de Bildu que abona religiosamente los impuestos, contribuye al Estado que no reconoce con mayor solidez que los autores de discursos engolados que simultáneamente sisan a Hacienda. La civilización no es un artículo muy cotizado por estos arrabales, querido Holmes.

Compartir el artículo

stats