Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marta Torres

Nadie en Salud regaña a la presidenta

No está bien. Es un mal ejemplo. Son dos de las frases que esperaba que pronunciaran la consellera de Salud y el portavoz del Comité de Gestión de Enfermedades Infecciosas de Balears sobre el culebrón nocturno con gin tonic y alevosía de la presidenta balear. Pero no. Todo lo contrario. En la misma rueda de prensa en la que apeló a la «responsabilidad» de todos y que acabó con una crítica a quienes disfrutan de la clausurada actividad nocturna, Gómez tuvo el cuajo de afirmar, en referencia a la presidencial pillada, que cada uno es libre de disponer de su tiempo libre «como considere».

Esta semana, con el virus campando a sus anchas, el portavoz del comité insistió, en tono más duro del habitual, en que no se están cumpliendo las medidas de prevención. La dureza desapareció al preguntarle de mil y una formas su opinión sobre el caso conocido ya como Barmengol. «No tengo mucha opinión». «Son cuestiones políticas que escapan de mis responsabilidades».

Todo ello antes de insistir en que no podemos hacer lo que nos venga en gana. Justo lo que hizo la presidenta. No se trataba de hacer sangre, sino de aprovechar un patinazo para hacer didáctica. Salud, que nos lee la cartilla a todos, no regaña a su presidenta. ¿Quién les va a creer ahora?

Compartir el artículo

stats