Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Da Silva

Un juego que sería poco serio

Sabemos muy poco aún del mapa de autopistas, carreteras y caminos usado por el virus para propagarse

El mapa de expansión y letalidad del coronavirus en el mundo, con España como uno de los países más afectados, no parece responder a ninguna ley clara (más allá de algunas intuiciones). En nuestro país, un grupo de 4 provincias del centro-Este, que forman parte de la llamada España vacía, multiplican por 10 la incidencia del covid19 en las menos afectadas. Tampoco esto tiene aparente sentido. En cuanto al nivel micro de propagación, los últimos estudios incorporan el factor tiempo de exposición (no solo distancia) y los flujos de circulación de aire en un espacio cerrado. Sabemos tan poco aún del mapa de autopistas, carreteras y caminos usado por el virus que utilizar los datos territorializados de contagiados, hospitalizados y muertos para señalar culpables o bien para colgarse medallas, según lo mal o bien que les haya ido a unos y a otros, sería un ejercicio de frivolidad.

Compartir el artículo

stats