Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Matías Vallés

Al Azar

Matías Vallés

Trump es el más votado

Donald Trump sopesaba su candidatura a presidente de Estados Unidos en la primera década del milenio, por el partido Demócrata. Militaba entonces en el proabortismo y en la oposición a la guerra de Irak. Su asesor de campaña hubiera sido Bill Clinton, invitado de honor junto a Hillary en la boda del magnate inflado con Melania. Es oportuno recordarlo ahora que los opositores histéricos a Trump han simplificado su discurso al nivel de los defensores histéricos del presidente. Otorgan rasgos monstruosos a un experto en la comunicación de masas, para agrandar la heroicidad del combate que pretende derribarlo.

La humareda no consigue disipar la evidencia de que Trump es el más votado de sus críticos, a excepción de Barack Obama y al margen de la disquisición entre votos populares y electorales. Es curioso atacar al presidente estadounidense desde España por sus 110 mil muertos a causa del coronavirus, cuando las cifras oficiales españolas doblan esa proporción de fallecimientos. Ante esos ataques disparatados, Trump no miente excepcionalmente al proclamar que "soy el Hemingway de Twitter". En el género de los tuits es muy fácil adquirir la eminencia de un clásico, de ahí la gran aceptación de esa red social entre los escritores faltos de recursos de todo el planeta.

La presidencia no ha transcurrido como Trump desearía, y la mayor esperanza de sus adversarios consiste en que renuncie a presentarse a la reelección. Al menos, han espabilado y ya aceptan que puede volver a ganar. Se burlan del personaje, no de sus posibilidades intactas. Se equivocan al pelear en el terreno embarrado donde su enemigo hoza con especial habilidad. El esfuerzo debería dirigirse a convencer a más de sesenta millones de personas de que dejen de votarle, porque la gran victoria de Trump no es alcanzar una Casa Blanca que no sospechaba ni deseaba, sino haber rebajado la política a su altura.

Compartir el artículo

stats