Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"... Con la copa en la mano"

Si tomamos a Alemania como termómetro indicador del estado del paciente, podemos certificar que está empeorando a diario. Los datos son indiscutibles. El número de reservas realizadas tanto en agencias de viajes como online ha disminuido considerablemente en comparación con el mismo periodo del año pasado. Durante la última semana de febrero la reducción global era de un -37% y en lo que se refiere al Mediterráneo Occidental (en el cual están incluidas las Illes Balears), se llega hasta un -42% de reducción de viajes vendidos en comparación con 2019.

Las noticias diarias en todos los medios suelen empezar con un informe del número de pacientes provocados por el coronavirus, su estado general, defunciones, aislamientos, suspensiones de eventos, cancelaciones de vuelos, prohibiciones, recomendaciones higiénicas etc. y todo ello detallado por países y comunidades. El efecto que se consigue es lógico, el ciudadano de a pie se encierra en su búnker, en su casa, en su pueblo o ciudad y espera acontecimientos. No viaja o viaja menos. Habrá que observar la evolución del número de contagiados por el virus y desear que esta vez Donald Trump haya acertado al pronosticar que con la primavera desaparecerá la enfermedad como lo hace una gripe al uso. Seguramente la CIA le ha soplado la información.

En lo que al turismo se refiere, todos deberíamos actuar con inteligencia y para no empeorar aún más el desarrollo de las ventas de viajes en origen y de las compras en destino, para no desanimar más a los empresarios turísticos y para no poner en peligro a miles de puestos de trabajo de este sector, recomiendo lo siguiente:

1.Los problemas son oportunidades. Al conocer la negativa tendencia actual de ventas de viajes, el empresario debería de aprovechar para mejorar la calidad de su oferta, carta de comidas, productos, sostenibilidad, invertir en la motivación y enseñanza del servicio, en la limpieza, en la higiene y en la innovación. Seguro que estas medidas provocarían ahora ciertos incrementos de gastos sin embargo se volverían en beneficios a corto y medio plazo. Además es una buena ocasión para involucrar más y mejor a los empleados en la gestión y mejora de la oferta. Seguro que estos colaboradores podrán aportar ideas y por ende, si se les escucha, se sentirán más identificados con su empresa y en la consecución de sus metas.

2.Los precios mueven la demanda. Una empresa hotelera de prestigio internacional con sede en Palma ha reducido los precios en un -45% y además ha actualizado las normas de cancelación de viaje debido a las circunstancias. Ya vendrán tiempos mejores. El inmovilismo, el quejarse por costumbre, no vende. El no hacer nada es retroceder, por ello hay que actuar. Hay que mejorar la comunicación, dar más noticias positivas, que siempre las hay. Hay que aprovechar la ocasión para fidelizar mejor al cliente, animarlo a que vaya a cenar ofreciéndole una bebida gratis, a que reserve un viaje con precio reducido pero con un servicio mejorado y con comida de más calidad.

3.El Govern/El Gobierno debería de dar ejemplo y poner inmediatamente a disposición de los ayuntamientos afectados los medios económicos y/o técnicos necesarios para poder reparar urgentemente los daños causados por la borrasca Gloria. Es de una falta de sensibilidad alarmante que las únicas noticias que al respecto se dan sean para crear más inseguridad y por tanto, al no saber con certeza lo que va a pasar no se puede informar correctamente, consecuentemente el viaje a la zona afectada no se vende.

4.Los Ayuntamientos de las zonas turísticas son corresponsables de aportar positivismo, mejoras de limpieza y de seguridad. Tolerancia cero con los que ensucian. Mejoras de los sistemas de recogidas de basuras, limpieza de calles, controles de playas, planes de mantenimiento, actuaciones rápidas, adelantarse a las denuncias de los vecinos y un largo etc. ¿De qué te sirve un folleto con bellas fotos a color si después te encuentras con fachadas sin pintar, con aceras sin arreglar, con papeleras llenas, con árboles sin podar y con suciedad en las calles? ¡Hay que gastar menos en folletos y ayudar más al campesino que es el verdadero cuidador del campo, el jardín natural de las islas!

5. Evitar implementar normativas que ocasionen discusiones evitables retrasando las mismas "por motivos relevantes". Me refiero concretamente al tema de las carpas en bares y restaurantes. Esta medida reciente ha provocado entre los empresarios de Palma críticas, gastos y disgustos y podría haberse retrasado hasta finales de verano. También las discusiones sobre la ampliación del Aeropuerto se podría haber evitado, AENA ha pecado de soberbia no preguntado la opinión ni informando debidamente a los ciudadanos antes de presentar sus intenciones y provocando con ello una noticia negativa, eludible y de alcance europeo.

6.La innovación es una de las bases más importantes para asegurar la viabilidad de una empresa en tiempos de crisis y para el futuro. Hay que sorprender al cliente positivamente. Si no hay novedades no tendrán nada que contar. Un empresario debe de preguntarse a diario, ¿qué novedades puedo ofrecer hoy a mis clientes? ¿Qué innovaciones puedo planificar para la próxima temporada? Algunas conllevan inversiones, otras simplemente son ideas que se implementan sin coste adicional.

Conclusión

La seguridad siempre tiene que prevalecer sobre lo demás. Por ello es lógico que se tomen las medidas necesarias para no tener que llegar a situaciones más graves provocadas por la expansión del virus y de su contagio.

Sin embargo en España con más de 80 millones de visitantes, el Turismo es la base de la economía global y es la principal industria. Por ello en estos momentos es cuando más se necesita el trabajo en equipo, bien coordinado entre Govern, empresarios y sindicatos, con una meta en común para conseguir gestionar adecuadamente la crisis provocada por el coronavirus, minimizando sus consecuencias y para salir de ella más reforzados si cabe. Y no me refiero con ello a un aumento de plazas turísticas sino a la calidad de nuestras ofertas y servicios.

El último whatsapp que me ha llegado hoy se refiere a un anuncio de un bar que dice: "Esta prohibido el uso de gel desinfectante y de mascarillas, aquí se viene a morir con la copa de vino o cerveza en la mano". Los españoles siempre estamos dispuestos a una sonrisa por grave que sea el problema.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats