Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mirando, para no preguntar

Momentos para la historia

Gran Bretaña abandona la Unión Europea. Los partidos populistas se hacen cada vez más fuertes en el mundo. Donald Trump se ha visto sometido a un impeachment (aunque como Johnson y Clinton saldrá absuelto). Hemos visto las primeras imágenes de un agujero negro supermasivo. Se ha conseguido la vacuna contra el ébola. Los científicos del Boletín de Científicos Atómicos advierten: la humanidad está más cerca que nunca del apocalipsis.

En los medios de comunicación y en las conversaciones de bar escuchamos con frecuencia eso de "hoy en un día histórico". Tanto que la expresión ha dejado de tener fuerza, de conseguir su efecto.

Día que la Historia conserva es el 27 de enero. Recordamos que hace 75 años las tropas rusas conseguían liberar a los prisioneros de Auschwitz, seres humanos que habían sido marcados como animales, tratados como esclavos, empleados para experimentos como conejillos de indias y asesinados en masa en cámaras de gas. Volvimos a ver imágenes que guardamos en la retina y que la Historia tiene a buen recaudo para evitar que vuelvan a producirse.

La Historia recordará también el 31 de enero, cuando Gran Bretaña dijo sin mucho entusiasmo Goodbye a una UE de la que nunca ha estado muy enganchada. Se incorporá a la Unión en 1973, pero no firmó ni el Tratado de Maastrich ni el de Schengen. Ha conservado su moneda y sigue creyendo que es diferente del resto de sus vecinos. La isla ha sido siempre euroescéptica.

¿Estamos viviendo momentos que reflejará la Historia o sólo anécdotas históricas que duran un momento? ¿Cómo podemos saber que los acontecimientos que estamos conociendo serán recogidos por la Historia? Un hecho histórico, dicen quienes saben de esto, es un acontecimiento que tiene consecuencias en su futuro. Porque la Historia, simplificándolo muchísimo, no es sino una serie de eventos de los que se derivan otros eventos. Hechos que son la causa de otros hechos. Situaciones que provocan cambios. Pero incluso los analistas del momento no pueden garantizar que ninguno de los acontecimientos actuales será estudiado en el futuro como un momento para la Historia o como una historia más de un acontecimiento mayor. La Historia, con mayúsculas, está formada de pequeñas historias a su vez.

¿Es histórica la reunión del presidente Pedro Sánchez con el president Joaquim Torra? ¿Cambiará el curso de la economía las movilizaciones que protagonizan los agricultores en toda Europa? La alerta decretada por la OMS por la aparición del coronavirus ¿será estudiada por los científicos del siglo XXII o quedará en una anécdota más como la alarma por la gripe aviar? Tras el aumento del SMI ¿reducirá el gobierno la jornada laboral?

Depende de la óptica que se emplee para analizar los acontecimientos, habrá quien piense que cualquier pequeño destello en la colonización del espacio es, como dijo Neil Amstrong, un gran salto para la humanidad. Con otro prisma habrá quien señale que la guerra comercial EEUU-China es el motor de los cambios del futuro. La revolución de la inteligencia artificial, los efectos ya visibles en el territorio del cambio climático, las nuevas armas que permiten combatir la metástasis del cáncer, la robotización de los trabajos, la computación cuántica€ Cambios y más cambios que transforman nuestra sociedad, nuestra forma de vivir e incluso de entender los cambios. Novedades que conforman la Historia. Decía Mark Twain que la Historia no se repite, pero rima.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats