19 de noviembre de 2019
19.11.2019
Ateneu dels comuns

Por un pacto progresista

18.11.2019 | 19:53

El PSOE y UP han alcanzado un preacuerdo para conformar una mayoría de gobierno progresista para los próximos cuatro años. Es la conclusión de varios meses de desencuentros y de dos convocatorias electorales. La militancia de las organizaciones políticas firmantes del acuerdo final tendremos, en pocos días, la oportunidad de valorar y votar nuestro apoyo o rechazo al documento final.

Los escaños que suman las dos candidaturas no serán suficientes ni para la investidura ni para la gobernabilidad , ni para aprobar las leyes necesarias que hagan frente a los principales retos pendientes: Brexit, la desaceleración económica, la nueva configuración de los entes de la UE, la reformulación obsoleta del Estado de las Autonomías, incluida su financiación, asegurar unas pensiones justas, la reformulación de leyes que afectan a derechos básicos como la libertad de expresión, reducción de la desigualdad, la defensa de los servicios públicos, mejora de la calidad del empleo con contratos dignos o realizar una transición ecológica justa.


El grupo de militantes socialistas y progresistas de Mallorca reunidos bajo el perfil del Ateneu dels Comuns hemos considerado conveniente hacer pública nuestra valoración de la situación actual y del proceso de ratificación del futuro pacto de gobernabilidad liderado por el PSOE y UnidasPodemos, junto a otros grupos progresistas. Desde Balears conocemos bien el funcionamiento de los acuerdos entre partidos progresistas y el electorado acaba de refrendar la continuidad del mandato de los partidos que lo han hecho posible: se mejora el empleo, se revierten recortes, se amplían derechos.

La razón principal es que esa opción de pacto está siendo cuestionada por determinados poderes fácticos, incluso antes de conocer los términos en los que se plantea la gobernabilidad y estabilidad para estos cuatro años. Según los poderes financieros, económicos y mediáticos la alternativa a la situación de bloqueo sería un pacto entre PSOE con el PP actual a pesar de su deriva más conservadora.

Otro motivo de este artículo ha sido el observar la campaña no confesa de descalificación del pacto desde algunos socialistas con responsabilidades institucionales actuales; o que la tuvieron en el pasado, cuando algunos de ellos pactaron con partidos nacionalistas sin ningún problema. Sin embargo ahora la línea de negociación dentro del marco constitucional les parece inaceptable, y parecen optar por alguna forma de acuerdo con los populares. Pero en el Congreso Federal se decidió que el pacto se someterá a votación de la militancia, donde el voto tendrá el mismo peso.

Después de las elecciones del 10 N han quedado configurados tres espacios de votantes bien definidos. Por una parte, el conservador encabezado por el PP, que junto a los sectores más reaccionarios en la política fiscal, económica y laboral, unen el negacionismo de la crisis climática y la violencia machista, a un costumbrismo rancio en lo social y cultural.

Por otra el espacio progresista, liderado por el PSOE, junto a UP, Más País y alguna opción de nivel regional o local, que manifiestan la decisión de optar por la mejora del estado del bienestar, los servicios públicos generalistas y de calidad, además de hacer frente a la desigualdad y alcanzar una transición ecológica justa. Y un tercer sector lo conformarían los grupos nacionalistas con diferentes niveles de aspiraciones soberanistas, no siempre homogéneos: ERC, PNV, BILDU, BNG.


El PSOE y UP tenemos una buena oportunidad de aportar a la sociedad un pacto avanzado de carácter progresista y socialista, con nuevas formas de solución de los problemas económicos, laborales, sociales, territoriales y políticos. En definitiva, optamos por apoyar un pacto liderado por el PSOE, con el apoyo principal de UP, al que se sumen otras fuerzas políticas que compartan la oportunidad de avanzar hacia un modelo de sociedad más justa y más respetuosa con la diversidad de su ciudadanía y territorios.

Tal vez para los más poderosos y los políticos conservadores sea muy importante la defensa de la jerarquía y la uniformidad. Para los demócratas progresistas y socialistas, conjugar diversidad y complejidad con equidad y justicia social nos motiva y nos hace más felices. Aceptamos ese reto.

Ateneu dels Comuns: Carlos Aguilar / Joaquín Chinchilla / J. Ll. Madico / Llorenç Manila / Rafel Mas / Josep A. Mayans / Francesc Mellado / Isabel Miralles / Ramon Morey / Sebastián Lora / Francesc Obrador / C. Orte / Gabriel Perelló / Teresa Riera / A . Tarabini / Carmen Tarrafeta

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!