Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

1,2,3, gobierne otra vez

El PSOE ha descubierto que se puede caer en horizontal, sin lesiones aparentes. Cada vez que los socialistas topan con su limitada victoria, el CIS embaucador les inyecta la convicción de que tienen más votos que Zhivkov en la Bulgaria comunista. Dado que Sánchez acaricia a menudo sus 123 diputados para justificarse, cabe plantearle el reto del programa 1,2,3, gobierne otra vez. Es el único participante, por tanto el único a quien debe exigirse una respuesta. El reloj corre, la mecánica del concurso le exige reajustar sus convicciones sin apelar continuamente a 140 años de historia que son solo garantía de antigüedad, pero no de eficacia ni de probidad.

El 1,2,3 responda otra vez del pérfido Chicho no era un concurso de respuesta invariable. Favorecía la diversidad, y el monocolor Sánchez ha caído en la trampa de las opciones múltiples. Ofreciendo un pacto volátil a media docena de partidos, se quedó a solas con el famoso cántabro. Acostumbrado a transformar sus fracasos en heroica "remontada", y ésta es la palabra en castellano que ocupaba la portada entera de Libération el 29 de abril, el presidente del Gobierno no advierte que hoy aparece como un dilettante.

Se ha discutido ampliamente si Podemos pidió Interior y se le ofreció Interiorismo, o si el Gobierno de colisión estuvo al alcance del puño que se tendían Iglesias y Sánchez. Solo los 123 diputados socialistas siguen intactos, por lo que el 1,2,3, gobierne otra vez exige no errar una sola respuesta a riesgo de beber la cicuta. El último lema, "todo para Podemos pero sin Podemos", no suena convincente. Tampoco Ciudadanos es según se pretende el partido hermano del PSOE, sino el simétrico, situado a la otra orilla del centro hipotético y al doble de distancia ideológica que Podemos según las tablas de la ley del CIS. Los sondeos retratan un partido con mucho futuro que ha olvidado su presente, 123. El mismo marcador que Rajoy en 2015, otro que se negó a participar en el concurso.

Compartir el artículo

stats