09 de noviembre de 2018
09.11.2018
En corto

El dedo y la luna

09.11.2018 | 02:45
El dedo y la luna

En el asunto del impuesto sobre las escrituras de hipoteca estamos mirando al dedo que señala a la luna, no a la luna, pues lo que ha quedado claro es la fragilidad de nuestra economía. Aunque la parte pública se haya tragado la burbuja inmobiliaria, la lleva dentro, en forma de deuda y de déficit fiscal, y el sistema financiero ha quedado tan magro de reservas que cualquier tropiezo puede tirarlo al suelo. Si la devolución –fuera justa o no– de un impuesto menor ponía en riesgo el cumplimiento del déficit (al contabilizarse contra las administraciones públicas), la capacidad de gasto de las autonomías (que lo cobraron) y la estabilidad del sistema bancario, es evidente que el conjunto del cuerpo, parte pública y parte privada, está todavía convaleciente y pasará tiempo hasta que se fortalezca. Pero tranquis, sigamos mirando al dedo, hasta que la luna se nos caiga encima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!